desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona

Un piso con decoración étnica

Amplitud, armonía en las formas, confort, reuniones con amigos... La arquitecta Barbara Appolloni rehabilitó su propio piso en el Barrio Gótico barcelonés con estas premisas. Envuelto por el halo de los tonos naturales y las texturas soft, el mix entre vintage y étnico resulta fabuloso.

Nuevo Estilo 01/02/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



El símil de dar la vuelta a la tortilla podría ser ilustrativo para hablar de la intervención que la arquitecta Barbara Appolloni ha llevado a cabo en su propia vivienda. Está situada en un edificio de finales del siglo XIX en una de las intrincadas calles del Barrio Gótico de Barcelona, cerca de la muralla romana y de la iglesia de Sant Just. El proyecto consistió en transformar por completo el recorrido de la casa con una nueva distribución y, así, la amplia estancia central sustituye ahora al larguísimo pasillo original. 

La intención era diseñar espacios que respondieran al estilo de vida de la arquitecta y su pareja, romper la secuencia de habitaciones, reubicar cocina y baño, crear una despensa y, por supuesto, resaltar los bellos elementos estructurales, como la vidriera que se abre hacia un patio de luces. Todo ello ha logrado un núcleo de gran volumen para garantizar que las frecuentes reuniones con amigos sean cómodas y preservar intacta la intimidad en los dormitorios. Estos últimos se encuentran en los extremos de la planta de la casa y a ellos se accede directamente desde la estancia diáfana dominada por la secuencia de balcones en la fachada principal. 

Una vez realizada la transformación, el siguiente paso fue poner en valor las carpinterías de los ventanales y también las puertas de paso, que se han restaurado y se les ha dado un tratamiento posterior de blanqueado. Este acabado armoniza con la tarima de madera de roble elegida para pavimentar toda la casa –excepto el baño, que se ha revestido de gres–.  A su vez, se encargó a un especialista la restauración la vidriera que da vida y una luz especial al comedor. 

En cuanto al mobiliario, es una mezcla de diseños propios de la arquitecta, piezas de firmas italianas y muebles reciclados encontrados en almonedas o mercadillos del sur de Francia, zocos de Marruecos y, por supuesto, de Barcelona, que dotan al conjunto de un muy sello personal.

IDEAS DE LA ARQUITECTA: Bárbara Appolloni (Tel.: 645 816 268)
- Especial cuidado en el tratamiento del suelo. Se ha revestido de tarima biselada de roble macizo de 10 cm de ancho. En las habitaciones, ubicadas en los extremos del espacio diáfano, la colocación de las tablas en sentido opuesto aumenta la sensación cambio de zona y la profundidad visual.
- El color está en los detalles. En una base tan neutra y clara como la de esta casa destacan sobremanera los medidos pero vivaces rojos, el negro de los elementos metálicos y la gama de ocres de los tejidos étnicos. 



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos