desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Un piso con estilo premium

Pascua Ortega firma el interiorismo de este piso andaluz donde fusiona elegancia y frescura con un savoir-faire cosmopolita y rico en sugerencias. Es la impronta del maestro de la sutileza y el impacto bien medido.

Nuevo Estilo 03/10/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Una lección de estilo. El interiorismo de este magnífico piso resume la genial puesta en escena de un maestro de la decoración. Una vez más, Pascua Ortega plasma su dominio de la luz y el espacio, y la perfecta simbiosis entre belleza y funcionalidad. Se trata de una vivienda andaluza ubicada en un edificio racionalista de mitad de los 60 -uno de los primeros que gozaron de instalaciones de climatización integrada-. Amplia y de planta moderna, la casa no necesitaba reforma ni cambios estructurales. Sin embargo, fue preciso adecuar los interiores a la forma de vida de los nuevos propietarios y a las necesidades de su numerosa familia. Otra prioridad era disfrutar más y mejor de las vistas privilegiadas que se obtienen desde el salón.

La idea fue respetar en todo momento el estilo de la construcción -por eso se conservaron elementos como las puertas castellanas de cuarterones, aligeradas con una nueva capa de pintura- y dotar a los interiores del espíritu fresco deseado por los dueños, pero sin perder por ello un ápice de calidad decorativa. Esta última –precisamente, una de las señas de identidad del estudio de Pascua Ortega– se ha reflejado en el empleo de una rica variedad de acabados, texturas y revestimientos upper que imprimen carácter a todas las estancias sin excepción: estucos, mármol arabescato italiano, tarima de roble escopleada, piedra Bateig...

Textiles con cuerpo y muebles exclusivos enriquecen aún más la fascinante miscelánea. Así, las piezas diseñadas por Pascua Ortega, acompañadas de escogidas creaciones de la segunda mitad del s. XX, conforman ambientes de un elegante y personal eclecticismo contemporáneo. Un interiorismo exquisito y equilibrado por una carta de color sobria y relajante, que toma los tonos tierra como referencia para trufarlos con golpes de un estimulante rojo. ¿El resultado? Una atmósfera especial que envuelve la vida familiar en un clima de belleza y confort.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos