desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Un piso en el centro lleno de creatividad

Despejada, luminosa, casi desnuda de lo prescindible, esta casa madrileña es fiel reflejo del pensamiento y la obra de las artistas Elena e Isabel Pan de Solaruce. Aquí viven y aquí reúnen gran parte de su universo creativo. 

Nuevo Estilo 27/01/2015
Imprimir
Pantalla completa



Dos hermanas artistas comparten esta casa de Madrid. Un piso señorial enclavado en un edificio modernista de principios del siglo XX firmado por  Valentín Roca Carbonell. Pintoras y escultoras, Isabel y Elena Pan de Solaruce han encontrado en este espacio de techos altos decorados con escayolas, bellísimos suelos de pino melis y grandes ventanales que se asoman al parque del Retiro, el lugar perfecto para enmarcar su obra y la de otros artistas contemporáneos.

Movimiento y equilibrio dan vida a la madera con la que están realizadas las numerosas esculturas que componen el paisaje interior de la vivienda. Piezas con formas orgánicas y abstractas –muchas recuerdan el cuerpo humano– y lienzos de potente fuerza expresiva se adueñan de los ambientes casi vacíos. «Nos gustan así –explica Isabel Pan de Solaruce–, con los muebles imprescindibles, los que hacen la vida confortable, pero nada más: el arte es el que verdaderamente aporta la presencia cálida, el elemento diferenciador». 

La decoración está en consonancia con esta filosofía; es funcional, pero no ha descuidado la belleza. Junto a muebles antiguos –como las butacas tapizadas en rojo, bajas y muy cómodas, recuerdo de la abuela de las propietarias–, se puede ver un singular sofá rubricado por el interiorista y diseñador Jorge Valera o piezas y complementos de Ikea. Los textiles, especialmente los tejidos que tapizan los distintos asientos y las alfombras, ponen destellos de color y vivacidad.

La pintura blanca de paredes y techos, y la luz que inunda las estancias y se multiplica a través de hermosas vidrieras bastan para resaltar lo realmente importante: el arte en sus diversas manifestaciones. Todo lo demás resulta accesorio.

IDEAS DEL PROYECTO
- La calidez del arte: Esculturas y pinturas se integran en la decoración con efecto y cercanía. Su presencia transforma los espacios, añadiendo un elemento diferencial y que resalta bajo la arquitectura modernista.
- Un buen mix: Muebles de época de procedencia familiar y piezas antiguas danesas, junto a otras modernas de líneas sencillas, componen un eficaz equipamiento que aúna funcionalidad y estética.



Ver más articulos