NuevoEstilo

Barcelona

Un piso del XIX con emocionante estilo mix

En modo libre... Y sin grandes obras. Con el color, la luz y una personal selección de piezas, los dueños del estudio de interiorismo Factotum han conseguido un resultado de diez en su vivienda-taller en Barcelona. 

Nuevo Estilo 09/03/2015
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



El restaurador e interiorista francés Nicolas Lucas y el pintor e interiorista argentino Alejandro Jaler forman Factotum, un estudio barcelonés en el que, además de crear ambientes, diseñan, fabrican o restauran muchos de los elementos que emplean en sus intervenciones. Conocieron este piso cuando lo ocupaba un despacho. Ya entonces les gustaron sus bonitos espacios –que antes habían sido guardería infantil–, su luz... Un cúmulo de casualidades quiso que se quedaran con él e instalaran aquí su vivienda y taller.

La casa, ubicada en un edificio del siglo XIX del barrio de Gràcia, tiene 90 m2, se encuentra en lo que se denominaba planta principal y está distribuida en una serie de estancias –dos salones, cocina, baño y dos dormitorios– que se articulan a través de un largo pasillo y a las que hay que añadir una galería acristalada y una hermosa terraza.

Entrar a vivir en ella no requirió de grandes obras: solo una habitación cambió de cometido para convertirse en vestidor y se transformó el suelo y el tono de algunas paredes. Puertas, ventanas y molduras se mantuvieron. La principal transformación vino de la mano del proyecto decorativo, que dinamizó y otorgó un carácter original a los espacios a través del color, la luz y el mobiliario.  Aquí conviven piezas encontradas en anticuarios, subastas, viajes... con un amplio muestrario de los trabajos de Factotum, que van cambiando según se venden –el piso actúa a su vez como showroom–.

En definitiva, un conjunto marcado por el estilo y actividad de los propietarios, que han aplicado un criterio muy simple: «La selección de piezas únicas que nos gustan y el deseo de lograr ambientes acogedores, con alma y cero formales». 

IDEAS DE LOS INTERIORISTAS: Factotum (www.factotumbcn.com)
- Un sencillo cambio de imagen. El suelo de gres existente se cubrió con una solución fácil, económica y muy estética: un parqué, montado con maderas de construcción teñidas de blanco. Para unificar, las puertas y ventanas, y también  las molduras, se pintaron en el mismo tono.
- La elección de los colores. El salón-comedor, que da a la calle y recibe menos luz, se pintó en gris mate para crear un ambiente íntimo y cálido. El salón principal, en cambio, más luminoso al desembocar en la terraza, es todo blanco, para aumentar la fluidez de la luz hacia el interior e integrar las vistas del exterior. El pasillo que une ambos se pintó en un tono azul, que destaca entre el gris y el blanco.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos