desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una reforma con las ideas muy claras

Blanco, sutileza y estilo. Con estos tres pilares, la decoradora María Ruiz-Mateos ha cambiado la imagen de una antigua vivienda en Madrid logrando una atmósfera tan sencilla como sofisticada.

Mª Jesús Revilla 29/01/2016
Imprimir
Pantalla completa



Muy señorial y con una innegable elegancia, este piso en el centro de Madrid requería un profundo lavado de cara. La decoradora María Ruiz-Mateos consiguió, con unos sencillos y efectivos gestos, y sin meterse en grandes obras, cambiar el espíritu de los espacios dotándolos de un nuevo look mucho más actual. Para ello, recurrió al uso del blanco y de un gris perlado en las paredes como potenciadores de la claridad. Pero su hegemonía no es total, sino que encuentra contraste en algunos elementos que le hacen competencia y aportan contundentes notas de carácter a los ambientes. Por ejemplo, la boiserie del salón, de madera color cerezo, se transformó en una pieza totalmente distinta cuando la interiorista decidió pintarla en un rotundo gris antracita. O la pared del comedor, empapelada ahora con un modelo de Osborne & Little de intensa presencia.  

Una vez modernizado el escenario, se buscó una decoración llena de armonía y sensibilidad. Había que integrar algunas piezas de los propietarios adquiridas en Tailandia, donde han vivido una larga temporada. Estas encuentran el contrapunto en una exquisita y variada selección de muebles –pocos, pero muy escogidos–. Mezclados con delicadeza encontramos una chaise longue estilo Luis XVI, lámparas y apliques retro de latón, diseños clásicos del XX, obras de arte contemporáneo... Una miscelánea de elementos que se dan la réplica de una forma extremadamente sutil y exquisita.

IDEAS DE LA DECORADORA: María Ruiz-Mateos (Teléfono: 670 703 230)
- Telas. Naturales, refrescantes, atemporales... El blanco es el color protagonista, desde los linos de las cortinas que tamizan la luz de las ventanas hasta las fundas de algodón de los sofás, pasando por las alfombras y kilims. Un «menos es más» que triunfa en ambientes de arquitectura clásica.
- Arte contemporáneo. La sobriedad y mesura también están presentes en este aspecto. Destacan las esculturas escogidas, que participan de manera activa en la decoración, enriqueciéndola y dándole una personalidad única.



Ver más articulos