NuevoEstilo

Madrid

Un piso clásico y chic

Este piso madrileño presume de historias pasadas mientras reinventa su interiorismo bajo un guión impecable de plena tendencia: muebles, colores y texturas componen un lenguaje que se traduce en el mejor clásico chic.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



En pleno corazón de Madrid, este piso representa el sueño de habitar una vivienda con pasado. Pertenece a un edificio protegido,  de la segunda mitad del siglo XIX,  donde el pintor Eduardo Rosales tuvo su estudio. Sus actuales dueños la encontraron ya reformada, por lo que sólo realizaron algunos cambios livianos. Así, por ejemplo, cumplieron su deseo de reproducir las        contraventanas originales que, durante la Guerra Civil, se hicieron leña para calentar la casa.

A los propietarios les convenció también el acento de época de los techos altos, el suelo de pino melis o los radiadores de hierro... Pero, al mismo tiempo, buscaban señas de actualidad con las que identificarse. Por ello, fueron dibujando un interiorismo de look clásico revisado bajo un prima personal. El tono de las paredes, un suave y luminoso gris de plena tendencia, fue uno de los recursos utilizados para modernizar.También la mezcla de estilos, combinando  antigüedades con piezas  contemporáneas,  fortalece ese espíritu joven que buscaban los dueños.

Otro aspecto importante fueron, sin duda, las tapicerías y los papeles pintados que animan la atmósfera. Texturas de tacto suave –seda, terciopelo...–, con vistosos estampados o sobrios lisos, se cuelan por todos los ambientes consiguiendo un lenguaje vibrante y a la última en un escenario ultraluminoso.

Ideas del proyecto
Elementos que personalizan. Los papeles pintados y las telas que muestra la vivienda ha sido claves a la hora de singularizar los ambientes. A destacar dos hits que rejuvenecen los espacios: las paredes decoradas con grandes flores y las tapicerías lisas de fuerte carácter, como el terciopelo negro que viste uno de los sofás.
Fieles a la simetría. Las piezas gemelas se repiten en cada una de las estancias. Cabeceros, espejos, lámparas, consolas, butacas..., los dúos juegan con la organización espacial y añaden orden al interiorismo.



Tags: Chic, clasico, Madrid y Piso.

Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos