desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una casa con jardín reformada con orden e ingenio

Cómoda por fuera y por dentro. Pero también muy chic, con ese punto de espectáculo que da personalidad. Así se viven los equilibrados ambientes de esta casa madrileña.

Nuevo Estilo 02/06/2017
Imprimir
Pantalla completa



Que las modas pierden su significado con el paso del tiempo es tan cierto como que el estilo de vida actual poco o nada tiene que ver con el de hace veinte años y esto se refleja especialmente en las casas. Ese desajuste fue el que impulsó a los propietarios de esta vivienda a emprender su reforma y puesta al día. Deseaban, sobre todo, actualizar el espacio para hacerlo más ágil y confortable. Las artífices del cambio fueron las interioristas Miren de Múgica, Silvia Salama y Margarita Alaminos, del estudio 2M&S. ¿Su principal reto? Ganar luz y amplitud sin intervenciones drásticas. «El planteamiento inicial de la casa se había quedado obsoleto –explica Miren de Múgica–. ¿Lo peor? Ambientes sombrios, muy compartimentados y ventanas tan pequeñas que apenas dejaban entrar la luz...». Lo primero fue eliminar las puertas de paso entre el recibidor, el salón y el comedor, sustituyéndolas por generosos vanos de suelo a techo. Después, agrandar algunas de las ventanas y hacer nuevas aperturas al exterior.

El pavimento de mármol existente en la planta baja se vistió con una moqueta de Bolon y con alfombras de sisal, que aportan una gran calidez. Además, las interioristas refrescaron la imagen de los pisos superiores pintando de blanco el suelo original de tarima de madera. A continuación, se panelaron las paredes del vestíbulo, formando anchas franjas horizontales en distintos tonos grises, remarcadas con perfiles de madera. Una solución que, además de decorativa, sirve para camuflar un armario y las puertas de entrada a la casa y de acceso al aseo y la cocina. Uno de los mayores logros fue la comunicación entre el salón y el porche, que alberga ahora una agradable zona de estar y el comedor de verano. «Al incorporar nuevos ventanales –continúa Miren–, no sólo conseguimos ganar claridad en el interior, sino también perspectiva y vistas».

En la escalera, los antiguos balaustres de madera oscura se sustituyeron por paneles de vidrio transparente que modernizan su imagen. La planta bajo cubierta fue la que más cambió. Este espacio permanece totalmente independiente y alberga el dormitorio principal, con vestidor y baño integrados y una amplia zona de estar. «Hicimos una gran obra –recuerda Miren de Múgica– y lo diseñamos como si se tratara de una moderna suite de hotel, pero retomando la estética que domina en el resto de la casa».

La puesta en escena –actual e intemporal a la vez gracias a la acertada mezcla de estilos propuesta– cuida cada detalle, desde la elección de los materiales y acabados al color de las tapicerías o el estudio de la luz general, proyectada por Oliva Iluminación con focos halógenos orientables y LED que aportan un punto de teatralidad a los espacios.

IDEAS DE LAS INTERIORISTAS: Estudio 2M&S (tel.: 667 423 022)
- La iluminación del vestíbulo. Para dar intensidad e interés a este ambiente, las interioristas realizaron en el techo una fosa pintada en negro en cuyas tabicas se colocaron focos orientables QR, de Oliva Iluminación, que proporcionan una luz de efecto teatral.
- Equilibrio cromático. La apuesta por una decoración en blanco y negro es una tendencia actual y muy elegante. ¿Los riesgos? La monotonía y la sensación de frialdad, que aquí se han combatido con grandes alfombras vegetales, tejidos envolventes y alegres golpes de color en las gamas de violetas y rojos.
- Ambientes unificados. Tanto la planta baja como el ático comparten una estética común que crea una armoniosa sensación de conjunto en toda la vivienda. Esto se traduce no sólo en la continuidad de materiales y acabados, sino también en el tratamiento de paredes y techos.



Tags: Casa, Madrid y reforma.
Ver más articulos