desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona, España

Reciclaje y esencia conviven en este loft

Lo que en origen fue un local de caballerizas, refugio en bombardeos y luego taller de imprenta es hoy un moderno loft donde conviven el carácter industrial y los materiales primigenios con una concepción muy actual del espacio y la ecología.

Nuevo Estilo 10/10/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Navegando por Internet, el dueño de esta vivienda-estudio se topó con un edifico neoclásico, del año 1930, en el Eixample barcelonés y fue amor a primera vista. Su estado era ruinoso, con serios problemas estructurales: vigas de madera flechadas y carcomidas, grietas en las paredes, columnas descabalgadas, ventanas destruidas, patios tapados... Pero, tras ocho meses de obras, cuarenta containers de escombros y una rehabilitación total a cargo de Invest Pedralbes, se convirtió en el lugar perfecto para vivir.

Distribuida en dos pisos, la vivienda es una gran superficie rectangular con ventanas a ambos lados, que dan a patios interiores de manzana, y columnas de ladrillo. La planta de entrada acoge —en un gran espacio diáfano al que precede una antesala de 100 m2— salón, cocina, comedor, despacho y varias zonas de estar. El piso inferior es la zona de dormitorios y cuartos de baño. La reforma consistió en recuperar la estructura original y abrir nuevos huecos para dar luz. Se han respetado al máximo los materiales de obra y la restauración ha sido manual. En el suelo se eliminaron hasta tres pavimentos anteriores y a las paredes se les quitó el mortero. Las ventanas son de carpintería metálica; los premarcos, de hierro estructural; y las puertas de las habitaciones, ignífugas. Se ha instalado doble techo con cámara de aire para tener una climatización óptima y ecológica, potenciada con radiadores de aceite y toalleros eléctricos. La iluminación natural es abundante y procede de ventanales, claraboyas y patios.

El interiorismo, obra de Invest Pedralbes y el estudio Minim, ha materializado los deseos del propietario: aprovechar y adaptar todos los muebles de su antigua vivienda, incluidas sus piezas singulares y colecciones de distintos objetos llegados de todas partes del mundo. No se añadió nada ni se descartó nada. Y también logró que un espacio tan grande y elevado resulte cálido, cómodo y acogedor.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos