desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Un loft en el centro

Podría tratarse de un estudio neoyorquino, pero este viejo almacén, convertido en un precioso loft, se ubica en el corazón de Madrid. Una cuidada rehabilitación, muebles vintage y tonos trendy le brindaron
una nueva y exitosa oportunidad.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Vista de la zona de salón

Detrás de una reforma se esconde, en ocasiones, una encantadora historia. Y entonces el relato de la vida pasada del edificio se convierte en el eje principal del nuevo proyecto de obra:«En este caso, el loft fue un antiguo almacén de ferretería, a pie de calle, que escondía patios interiores y una nave a dos aguas donde ahora se encuentra mi salón. Ese espíritu industrial es lo que quisimos mantener», nos cuenta la interiorista Rocío Galatas, propietaria de la casa y autora de la decoración. Ella deseaba una vivienda de ciudad con una arquitectura que destilara carisma y que disfrutara de una abundante luminosidad natural.
En la búsqueda contactó con el estudio de la arquitecta Rocío Monasterio, especializado en localizar y remodelar espacios singulares. «Durante la obra, dirigida por el constructor Luis Herraiz, se mantuvo la esencia fabril del almacén, con sus cerchas, pilares y patios interiores. También los materiales elegidos incidieron en el look industrial: cemento pulido en el suelo y pintura semilaca blanca en las paredes y carpinterías de diseño muy sencillo», explica Rocío Galatas. De todos los elementos que configuran la fisionomía y espíritu del loft, la luz que inunda los ambientes fue el que más atrajo a la propietaria: «Al ser una nave cerrada, carecíamos de vistas a la calle, pero la intensa claridad que entra por las ventanas del tejado –son de Velux, con accionamiento automatizado– y los patios interiores hace que no las eches de menos en absoluto». Y, como guinda, la decoración. Muebles a medida, piezas del siglo XX localizadas en anticuarios vintage, arte y pequeños detalles juegan al contraste de materiales y texturas, manejados con pulso firme, pero bajo una óptica de suave frescura.
IDEAS DE LA INTERIORISTA
ROCÍO GALATAS (Tel.: 607 624 817)
En términos de loft. En la decoración se han respetado los cánones de este tipo de viviendas, con una lista escueta de muebles que deja respirar los espacios diáfanos –¡el autentico lujo! – y eleva la sensación de luminosidad.
Piel y madera. Estos materiales, que se han salpicado por todas las zonas, resultan fundamentales a la hora de caldear los ambientes, así como las alfombras y moquetas que enmarcan algunos rincones.
Excelente Iluminación. Combina deliciosos modelos sesenteros –como la esfera de techo en el salón– y depurados apliques metálicos. Estos, en lugar de situarlos sobre cuadros y espejos, van a ambos lados de la pieza.
Arte y parte. Lienzos y esculturas son piezas clave en este loft, como elementos que aportan carácter y color, además de reforzar la línea contemporánea que guía el interiorismo. Sobre la consola, cuadros procedentes de Galería Edurne: en los extremos, dos obras del japonés Yamaoka y, en el centro, de Andrés Monteagudo. 



Tags: Loft y Madrid.

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos