desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

El piso de la diseñadora de moda Laura Corsini

Entramos en el universo de la diseñadora Laura Corsini, un piso chic, con mucho encanto, para el que ha creado ex profeso los muebles desde su propia marca, bimani 13.

Realización: Mercedes Ruiz-Mateos. Texto: Itziar Ochoa. Fotos: Pablo Sarabia 26/06/2019
Imprimir
Pantalla completa



Hace seis años, Laura Corsini fundó la marca de moda Bimani 13 (antes Biombo 13), que hoy cuenta con dos tiendas en Madrid y en breve abrirá una tercera en Valencia. Lo que empezó siendo el sueño de una veinteañera que se enamoró de un tejido, el crepe georgette, que nunca se arrugaba, y creó la blusa twist, una prenda reversible y atemporal, es ahora una empresa consolidada, con una línea de ropa femenina, otra de zapatos y una sección de muebles y objetos para el hogar. «Bimani crece conmigo y mis diseños se van ajustando a mis necesidades –confiesa–. Cuando compré esta casa, quise decorarla a mi estilo, por lo que decidí idear mis propios muebles y, más tarde, comercializarlos. Comencé para ello una colaboración con el estudio de interiorismo Dimeic, de la que surgió Bimani Home». Los muebles podrán adquirirse por encargo desde la web de la marca próximamente.

¿Cómo definirías tu estilo personal?
Apuesto por lo clásico y elegante, pero con un toque diferente. Creo que la sencillez suma. El eclecticismo, también. Soy muy práctica, me gusta que lo bonito resulte también útil.  

¿Qué acabas de comprar para esta casa?
Dos cuadros de Carlos Pascual, en el espacio La Red –de donde también tengo piezas de María Oriza y Cristina Silván–. Son unos patrones de chaqueta que me enamoraron por sus toques de negro.

¿Cuál es el último regalo que has recibido?
Dos, de mi hermana Marta, que es interiorista: la lámpara del salón –diseño suyo– y una pequeña escultura. Nuestros estilos son diferentes, pero me encanta lo que hace. Usa mucha madera y consigue darle un aire muy natural a todo lo que toca.    

¿Eres maniática?
Con el ruido y la luz, mucho: ¡no puedo dormir con ellos! Esa es la razón que me llevó a ubicar el dormitorio en el lado de la vivienda donde no hay calle. Supongo que la mayoría de las personas hubiera preferido tener un dormitorio muy grande y un vestidor más pequeño, pero...

¿De qué artista comprarías alguna obra si pudieras?
De Monet, desde pequeña me ha fascinado su obra –y hasta su nombre–, en ella es todo tan delicado y bonito... Me apasiona la luz que desprende un cuadro así en una casa.

Tu decorador favorito.
Miriam Alía me divierte mucho, me asombra cómo consigue encajar todo haciendo unas mezclas impredecibles que funcionan. Dimeic, con quienes colaboro, son otros interioristas que me gustan. Y recomiendo ver el trabajo de cuatro amigos arquitectos muy jóvenes que han fundado Estudio Diir, creo que van a dar mucho de qué hablar.

¿Qué ha sido lo último que te ha impresionado en un viaje?
Un riad en Marruecos, Snan 13. Es un hotel precioso. Lo cogimos tarde y no había habitaciones para todos los días, así que estuvimos cambiando de estancia durante tres noches. Fue lo mejor que podía habernos pasado, ya que resultó un recorrido apasionante. Cada habitación tenía su encanto especial.

Tu inspiración para diseñar es...
Claramente, el día a día. Voy por la calle y veo a una chica con una blusa que tiene una lazada y cuatro botones, y se me queda. Luego me acuerdo de la chica, del estilo, y me inspira para algún rasgo de diseño. Las personas son mis musas. Yo visto a mujeres de distintas generaciones y me gusta ver las necesidades que tienen. Mi madre, me inspira. Y mi abuela, un montón. Diría que Bimani tiene parte de ella.  



Ver más articulos