desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Milán, Italia

La mia casa

La renovación de este apartamento milanés ha plasmado con todo detalle el espíritu de su dueña y, a la vez, autora del proyecto, la interiorista Katia Staropoli. Ahora es un espacio moderno y acogedor, sensible a la deco vintage y al diseño más emblemático.

Realización: Katia Staropoli. Texto: Margarita Díaz Fotos: Cristina Galliena Bohman / Photofoyer 29/05/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Tras cinco años en Nueva York trabajando para Marni, Katia Straropoli, interiorista y asesora de moda y diseño, regresó a Italia para afrontar nuevos retos profesionales. Buscaba una casa de la que enamorarse y este apartamento ubicado en un edificio de los años 30 le robó el corazón. Con 80 m2 y situado en un encantador barrio de Milán –«una pequeña ciudad dentro de la ciudad», según nos explica–, lo reformo por completo con la colaboración de su hermano Tommaso, que trabaja en el sector inmobiliario y supervisó todos los aspectos técnicos y arquitectónicos.

El objetivo principal de la rehabilitación fue conservar el mayor número de elementos originales de la vivienda: techos altos, carpinterías y detalles ornamentales. «Por un lado, el aire vintage de la decoración reinvindica la antigüedad de la finca, pero al mismo tiempo he buscado un sello fresco, muy actual», matiza la interiorista. El punto de partida fue la elección de una paleta cromática que no deja en absoluto indiferente. Tonos neutros y relajantes se combinan con otros muy potentes, todos de la firma inglesa Farrow & Ball.

Así, vemos un azul intenso en el pasillo, y un tono vino para realzar la pared principal y los muebles en el área más privada, su dormitorio. En el resto se creó un fondo gris cemento, enriquecido con pinceladas y texturas de gran elocuencia, como las del papel pintado que reviste el baño: «Quería –nos comenta– tener un toque de jungla en mi casa como recuerdo de los buenos momentos que pasé en el restaurante Indochine de Nueva York, que tiene este mismo modelo». Con todo, el espacio preferido por la interiorista es la cocina-comedor, que se abre al salón a través de una estructura de metal y vidrio: «Desde el principio supe que quería una puerta industrial que permitiera la comunicación visual, algo muy agradable en esas largas noches de reunión con amigos», concluye con una elocuente sonrisa.

IDEAS DE LA INTERIORISTA: KATIA STRAROPOLI

- Revestimientos con intención. Pintura, hormigón y papel pintado: su manejo es magistral en los distintos ambientes de la casa. Se utilizan para enfatizar zonas, levantar fronteras visuales, crear atmósfera, dar sensación de continuidad...
- Con sello de autor. El gusto por las piezas icónicas cobra especial significado en la elección de las lámparas, todas ellas revalorizan la modernidad de los interiores.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos