desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Sierra de Ayllón, España

La casa roja

Un impecable proyecto en Segovia con la firma del estudio de Nacho de la Vega, quien respetó el pasado y la historia de esta casa de pueblo, al tiempo que le añadió un extra de sofisticación y glamour interior.

Realización: Beatriz Aparicio Texto: Gema Marcos Lamigueiro Fotos: Patricia Gallego 07/03/2018
Imprimir
Pantalla completa



Nos preguntamos al recorrer esta casa, cuyos cimientos datan de 1890, qué pensaría el primer dueño, un comerciante, si hoy viera su humilde corral y el granero convertidos en una preciosa cocina empapelada e iluminada por chandeliers, o la parcela trasera cubierta de romeros, lavandas y tomillos. E imaginamos cómo se sorprendería al ver que, después de más de 120 años, se conservan intactas la estructura exterior y el encendido color de las fachadas. Y es que la vivienda se localiza en uno de los pueblos segovianos de arquitectura roja que salpican la sierra de Ayllón y que mantienen las características construcciones revestidas con arcilla local. La misma que se ha empleado hoy. «Lo que se hizo fue crear una nueva casa dentro del armazón original de gruesos muros, que se ha respetado al máximo», nos explican la propietaria y los responsables del proyecto, el interiorista Nacho de la Vega y su hija, la arquitecta Macarena de la Vega.

Al entrar al salón, sobre la chimenea, dos fotografías del artista Miguel  Vallinas nos arrancan una abierta sonrisa y nos revelan que esta casa tiene una atmósfera muy especial, que por un lado empatiza con el ambiente de campo y la naturaleza que la rodean, y por otro se torna sofisticada y de look urbano. Ricos terciopelos y linos, actualizados chester ingleses, alfombras de Egipto y fotografías de artistas contemporáneos se codean con cestas de mimbre que hacen de leñeras y con tradicionales contraventanas de madera que son un ejemplo del «trabajo impecable que los artesanos de la zona aportaron a la rehabilitación», concluyen.

IDEAS DEL INTERIORISTA: NACHO DE LA VEGA (www.nachodelavega.com)

- Recursos para subir la temperatura. Las paredes en color visón y los suelos cerámicos que recrean madera oscura ofrecen un marco extracálido, enriquecido con tapicerías de terciopelo, alfombras claras y, en todas las ventanas, cortinas que mezclan espesas caídas en dos contrastados colores.

- El toque singular. Lo aportan fundamentalmente tres elementos: el papel pintado de la cocina, que personaliza sin estridencias; los cuadros y fotografías del salón, algunos con guiños de humor; y las escultóricas lámparas con pantallas de colores.



Ver más articulos