desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Estocolmo, Suecia

Un piso pequeño rebosante de estilo

Este estudio de Estocolmo luce con orgullo y mucho estilo sus 40 metros cuadrados. Todo un ejemplo (de decoración).

Fran Munoz IG: franyerga 28/08/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Todo en este piso, situado en la planta baja de un edificio de finales del siglo XVIII del centro de Estocolmo, destila encanto y estilo. Desde el suelo, de madera de roble con tablones anchos; hasta el techo, con una altura de más de tres metros; pasando por el sutil gris claro de sus paredes, la discreta, pero efectista, decoración y el patio exterior. Como el espacio escaseaba, los propietarios decidieron unir estancias para vencer. Así, la vivienda se divide en dos zonas principales: una de ellas la ocupan la cocina y el comedor. La otra, el salón con el dormitorio y una zona de estudio incorporada. Terminan de completar sus 40 metros cuadrados un baño completo y una pequeña entrada.

El piso, que vende la agencia Fantastic Frank, se reformó por completo, pero se mantuvo (y se refrescó) el estilo clásico de su pasado con los rodapiés altos, la carpintería con cuarterones de puertas y ventanas y la atención a los materiales, como el roble de los suelos y el mármol blanco de la cocina y el baño. Lo que más destaca en la decoración es la paleta de colores, restringida al gris, el blanco, el mostaza y el color de la madera, con sabios toques dorados en las lámparas. Las piezas de mobiliario, pocas, pero muy bien escogidas, son de líneas sencillas y amables, que hacen acogedor el espacio sin recargarlo, aportando amplitud visual. En espacios pequeños, el almacenaje es básico, por lo que se ha aprovechado cada hueco, pared vacía y esquina para instalar armarios empotrados o baldas. Un buen ejemplo de lujo discreto.

www.fantasticfrank.com



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos