desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Saint Rémy de Provence, Francia

Una granja provenzal del siglo XVIII convertida en hogar

Una familia numerosa enamorada de la Provenza decidió establecer su residencia de verano en una antigua granja. Aquí practican la slow life entre piezas con historia, diseño actual y arte, rodeados por la naturaleza.

Fran Muñoz . IG: franyerga 09/04/2018
Imprimir
Pantalla completa



A los pies del macizo de los Alpilles, en el idílico pueblo de Saint Rémy de Provence, entre olivos, higueras, ciruelos y plataneros, encontramos el refugio de verano de una familia. Régis y Monique se enamoraron de esta zona cuando un gran amigo suyo les invitó a pasar unos días hace 15 años. Desde entonces, tuvieron en la cabeza encontrar un lugar para escaparse de Estrasburgo cuando la rutina les agobia. "Después de buscar durante tres años, tuvimos la suerte de poder comprar una de las pocas casas de piedra que se encuentra a una distancia caminable desde el centro del pueblo", explica él.

La casa a la que Régis se refiere no era una casa común. Se trataba de una granja levantada en el siglo XVIII, con 250 metros cuadrados y dos hectáreas de terreno, que los estudios V8 designers y Frög Architecture, junto al arquitecto local Cédric Dartois, adaptaron a las necesidades de esta familia con tres niños. Respetaron al máximo su pasado, sacando lustre a la piedra, restaurando las vigas de madera y rescatando el pilón donde antiguamente bebían los animales, en un proceso de renovación que duró ocho meses. El antiguo establo fue acondicionado para alojar la oficina de Régis cuando tiene que trabajar en remoto, la cocina tuvo una actualización con un nuevo revestimiento de motivos geométricos y la habitación principal se modernizó incluyendo un vestidor y un baño en suite separado por una cristalera que tamiza la luz.

La decoración es obra de Monique que ha mezclado piezas vintage anónimas con otras de apellidos ilustres como Prouvé, cerámicas locales y recuerdos de familia, como el escritorio de Walter Knoll que el padre recuperó de su hogar de infancia, con diseños actuales de factura impecable, como los armarios de la cocina en acabado negro mate de Vipp, que también produce muchas de las lámparas y papeleras que encontramos en la casa. El arte ocupa un lugar especial y las polaroids composiciones que Régis hace están esparcidas por todos los rincones de la casa. Todo está pensado para no tener que pensar en nada. Solo disfrutar y relajarse en medio del paisaje provenzal...

www.v8designers.com
www.frogarchitecture.com
www.cedricdartois.com
www.vipp.com



Ver más articulos