desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Furniture house: la vivienda proyectada por Shigeru Ban

La primera obra del japonés Shigeru Ban en Estados Unidos es un ejemplo de sencillez formal. Una extraordinaria y transparente casa en Long Island conformada por prácticos módulos prefabricados de madera que actúan como muebles y elementos divisores.

Nuevo Estilo 21/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



Sagaponac es el nombre de una colonia de viviendas situada en Long Island, cerca de Nueva York, que constituye un exquisito catálogo de arquitectura contemporánea: 34 de los profesionales más famosos del mundo firman un proyecto en esta urbanización. Uno de ellos es el japonés Shigeru Ban —conocido en sus inicios como “el arquitecto de los edificios de papel” por su utilización de tubos de cartón para conformar estructuras—, quien, junto a su socio americano, Dean Maltz, ha construido una refinada y transparente villa en la que el uso de elementos prefabricados se ha convertido en una pieza clave para la organización interior.

Para distribuir la vivienda, Ban y Maltz se inspiraron en la ordenación geométrica de un proyecto nunca realizado de Mies van der Rohe, la Brick Country House. Así, una primera línea norte-sur divide la planta en dos sectores claramente diferenciados: a un lado las áreas comunes y al otro, los dormitorios y cuartos de baño. Un segundo eje este-oeste plantea una nueva separación: la que se establece entre las diferentes estancias y la piscina.

Estas líneas divisorias toman cuerpo con un sistema de módulos de madera —nada menos que 144— en contrachapado de abedul que no sólo actúan como paredes, sino que sirven como armarios a la vez que ocultan de forma discreta las instalaciones de climatización e iluminación.

Los muros-mueble se prolongan hacia el exterior —la madera recibe aquí un tratamiento especial para resistir la intemperie— parcelando también el jardín en áreas que quedan visualmente vinculadas a un sector concreto de la casa. Esta continuación externa de estructuras se percibe asimismo en las cubiertas, que forman voladizos bajo los que se han ubicado zonas al aire libre como el garaje o la cocina de verano junto a la piscina.

De nuevo en el interior, los elementos prefabricados se alternan con grandes puertas correderas de cristal que se convierten en paredes de vidrio que dotan de transparencia y ligereza a la casa, y conectan los espacios con el jardín. Esto crea un efecto de continuidad entre las estancias y el exterior que se ve reforzado por la ya comentada proyección externa de las líneas de muebles y por el empleo del mismo pavimento: un suelo de mármol travertino que recorre las zonas de uso común para extenderse luego por el césped rodeando a la piscina como si de una alfombra gigantesca se tratara.



Ver más articulos