desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Cádiz

Estética mediterránea

Esta casa fue concebida para gustar y convencer, para que aquellos que la visitasen cayeran rendidos ante la filosofía que transmite. Los decoradores Pepe Leal y Heloísa Málaga han demostrado su ecléctica sabiduría mediterránea y el amor por el detalle.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



Al recorrer esta vivienda, obra de la empresa hispano-belga Four Oaks, en Sotogrande (Cádiz), no queda más que rendirse ante su armonioso eclecticismo, ante una filosofía que fusiona con mesura influencias mediterráneas de muy diversas procedencias. Por fuera, la construcción recuerda ligeramente a las casas de la Provenza francesa, las cubiertas son típicamente españolas, arcos ojivales, un patio de inspiración árabe... Y todo con una sintonía que hacen que la mezcla se traduzca en una homogeneidad muy personal.

Por dentro, el interiorismo es un trabajo en exclusiva para Four Oaks de Heloísa Málaga y Pepe Leal. Ellos idearon un escenario que sintetiza estilos de claras reminiscencias mediterráneas. Además, se quería conseguir un efecto de construcción tradicional, por lo que la elección de los acabados tuvo vital importancia y la mayoría se ejecutaron de forma artesanal, fruto de la búsqueda de calidad y detallismo que anhelaban los decoradores. Por ejemplo, se utilizaron pinturas a la cal con pigmentos naturales, para que «las paredes respiren», estuco en baños y cocina o morteros aplicados a mano en las fachadas.

El mismo ejercicio de fusión y de mimo por los detalles se ha plasmado en la decoración. Las antigüedades y elementos recuperados –las preciosas puertas, por ejemplo– se alternan con otras piezas diseñadas en exclusiva, creando así un escenario evocador en el que la luz gaditana, más las texturas y colores naturales, tienen mucho que decir. El acertado ejercicio de simbiosis, en el que los faroles marroquíes se tutean con butacas francesas Luis XV o un biombo antiguo oriental, consigue que la casa se entregue a la calidez y la calidad.

Asimismo, tras su apariencia tradicional, la construcción esconde uno de sus más preciados tesoros: la tecnología. Four Oaks puso especial énfasis en la domótica de vanguardia, demostrando que la estética vintage casa perfectamente con una concepción actual de los espacios al servicio del confort. Porque comodidad es, por ejemplo, que con sólo una llamada de móvil se acceda a la alarma o se active el sistema de climatización alimentado por energía geotérmica.

IDEAS DE LOS INTERIORISTAS: Heloísa Málaga y Pepe Leal para Four Oaks (Tel.: 956 790 015)
- Materiales y acabados de calidad. Se ha puesto especial interés en la ejecución de las pinturas –a la cal, en tonos claros– y en la elección de los pavimentos, como la piedra de Valdepeñas de las zonas comunes y la tarima de roble de la primera planta. También se utilizaron materiales recuperados y restaurados, como puertas y chimeneas, que otorgan carácter a los espacios y el indudable encanto de las piezas con solera.
- Artesanía y vanguardia. Los detalles artesanales –como el revestimiento en la zona de cocción de la cocina– y las antigüedades casan muy bien con la última tecnología domótica.
- Conexión con el exterior. Los interiores participan de la luz y el espíritu del jardín mediterráneo que rodea la casa y de su patio interior. Ambos constituyen uno de sus encantos.



Ver más articulos