desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Gales (Reino Unido)

Este cottage fue el bar del pueblo

Ahora, es una casa familiar construida para aquello que adoran tener invitados (y, sí, tomarse una cerveza o dos). 

Lauren Smith 03/11/2015
Imprimir
Pantalla completa



Si tu ideal de sábado por la noche es pasar un rato con amigos y familia mientras tomáis algo, te va a encantar este cottage en Gales. Se construyó en 1580 con idea de ser un hotel, pero después se convirtió en el bar del pueblo, donde se sirvieron pintas hasta los años 80. Ahora es una acogedora casa con características únicas que estremecerá cualquier anfitriona.

Para empezar, el espacio donde estuvo la barra es ahora un comedor que nos recuerda a nuestra bares de pueblo favoritos. Las vigas de madera, la pared de ladrillo y la estufa de leña establecen el tono para una noche informal.  No te extrañes de que la mesa tenga más de juegos de Monopoly (y  posavavos, por favor) que banquetes de pavo. Arriba,  se encuentran cinco dormitorios con los números originales de las habitaciones del antiguo hotel colocados en las puertas, lo mismo que muchísimo espacio para lo que quieran pasar la noche allí. 

Pero nuestra estancia favorita es, sin duda, la cocina. Cuenta con techos abovedados con vigas de madera y las claraboyas más increíbles que dan justo sobre la zona de cocción. Los armarios están pintados con un evocador azul que realza en estilo rústico. De unas barras que atraviesan la habitación cuelgan cestas de mimbre y cubos de metal, con una función tan decorativa como funcional. Pero la guinda del pastel es algo que no puede verse: ¡los suelos se calientan!

Unas puertas francesas llevan al patio ajardinado que conecta con un aparcamiento enorme donde cabe el pueblo entero: nadie tendrá que aparcar en la calle.  

Fuente: House Beautiful vía Christie's International Real Estate



Ver más articulos