NuevoEstilo

Valencia, España

Un piso decorado en blanco y negro

Opuestos que se atraen. Así es la esencia de este piso valenciano. En él, el interiorista Carlos Serra ha enlazado con acierto épocas y estilos diferentes.

Nuevo Estilo 15/03/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Cuando Carlos Serra, de la tienda-estudio Mercader de Indias, asumió el interiorismo de este piso en el centro de Valencia, su intención era crear un espacio rebosante de personalidad, donde los diversos elementos –fuera cual fuera su estilo y procedencia– coordinaran entre sí formando un todo armónico. «La coherencia es la clave. No se trata sólo de amueblar, sino de producir sensaciones», apunta el decorador.

Una vez establecidos los principios del proyecto, dio comienzo la reforma, que fue total. «Se ha modificado completamente la distribución, reubicando todas las estancias y duplicando el número de baños, aunque conservamos las molduras decorativas de escayola que recorren el salón, restauramos la carpintería interior y clonamos la exterior», explica. Elementos cruciales para el clima elegante que respira la casa.

El decorador eligió el color blanco para que actuase de nexo entre todos los ambientes y, a la vez, resaltara la importancia del mobiliario. Así, paredes, techos, suelos, puertas y ventanas se visten de este inmaculado color. Una supremacía que Carlos Serra atenúa mezclando sutilmente diferentes materiales y acabados. De este modo, la conexión entre las distintas áreas resulta muy dinámica y fluida. A este aspecto contribuyen las correderas de suelo a techo o el panel deslizante de la cocina, que permiten la independencia o la comunicación total de todas las zonas.
En cuanto a la organización, destaca la confluencia en un único lugar de cocina, comedor y sala de estar. Un deseo de los propietarios, cuyo objetivo era favorecer las reuniones en familia y permitir que todos sus miembros compartieran tiempo y espacio al poder realizar aquí diferentes actividades.

En la decoración, Carlos Serra ha conciliado mobiliario y objetos de diferentes estilos y épocas. Las piezas contemporáneas conviven en armonía con las orientales, los detalles africanos y las antigüedades que poseían los propietarios. Esta unión se alza como un recurso perfecto a la hora de componer un interiorismo con carácter y sello propio, donde el equilibrio de volúmenes y la simetría ha sido claves.

IDEAS DEL INTERIORISTA: Carlos Serra (Tel.: 963 910 491)
- Lienzo en blanco. Esta tonalidad con la que se han bañado paredes, suelos y carpinterías actúa como hilo conductor entre las diferentes estancias. La monocromía sirve además de marco para resaltar la colección de piezas antiguas que ya poseían los propietarios.
- Mix de texturas. La mezcla de distintos materiales y acabados –vinilo y microcemento en algunas paredes; madera teñida en el suelo, y piel, cuero y terciopelo en las tapicerías– enriquece el ambiente y convierte cada zona de la casa en un deleite sensorial.
- Con aire de loft. Por petición expresa de los dueños, comedor, sala de estar y cocina comparten un mismo espacio. Así es más fácil que los miembros de la familia pasen más tiempo juntos. Además de esta organización abierta, la estética es decididamente industrial con las vigas de hierro y los conductos de chapa anodizada a la vista.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos