desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Hernani (Guipúzcoa)

Decoración en blanco y madera, una casa en el norte

A pocos kilómetros de San Sebastián, este piso bebe del alma escandinava: blanco para atraer la luz, madera para conjurar la calidez. Y todo dentro de una organización abierta, pero estrictamente ordenada, obra de la decoradora Luisa Montes.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



De los detalles más nimios a los más notables, como la distribución, los materiales o la decoración. El todo de una casa debe responder a la identidad de quienes la habitan, a sus gustos, costumbres y estilo de vida. Precisamente esta capacidad de personalizar los interiores es lo que distingue a los grandes profesionales de la decoración y la arquitectura. Un grupo al que pertenece Luisa Montes, encargada del proyecto de este piso situado en la localidad guipuzcoana de Hernani. «Mi intención ha sido conseguir una atmósfera alegre y femenina, a imagen de la propietaria, una mujer independiente, de vida organizada», apunta Luisa.

Para lograrlo, la decoradora replanteó de la distribución de la vivienda. La comunicación de los ambientes –abiertos, como la cocina y el salón, o conectados a través de pasos generosos– favorece una circulación fluida y participa en esa sensación de amplitud y libertad que desprende toda la casa y que se potencia, en gran medida, con el monocromatismo que guardan paredes, techos, suelos y carpinterías. Todos, teñidos de blanco níveo, conforman un marco limpio y envolvente, sólo roto por la introducción salpimentada de muebles en madera o color tostado, que rebajan esa intensidad. ¿Otro factor aportado por la madera? Su calidez, fundamental para conseguir hacer palpable la idea de confort. Con respecto al mobiliario seleccionado, se ha buscado una ambientación muy actual: piezas de grandes nombres del diseño – Jacobsen, Breuer, Colombo...–, de aire sobrio, relajado y con exquisitos acabados, trufadas de elementos antiguos orientales o europeos, muchos adquiridos por la interiorista en brocanters o mercadillos. Luego los recuerdos familiares y de viajes se ocupan de elevar el encanto, de poner los gestos más personales.



Tags: Blanco, Luz y madera.

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos