desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un ambiente de la época dorada

El estilo característico de un edificio de principios del s. XX guió la reforma de este piso madrileño que ha ganado todos los atractivos de una época dorada.

Nuevo Estilo 26/01/2018
Imprimir
Pantalla completa



Columnas con volutas, rodapiés super anchos, suelo de piedra black & white... Son tres extras que ha ganado esta vivienda, situada a un paso de la madrileña plaza de Cibeles. Estas cualidades se unieron a otras, como la magnífica altura de los techos y la amplia superficie con que contaba el piso. De la reforma se ha encargado la interiorista Casilda de Juan, que adaptó la distribución del espacio a la vida de los nuevos propietarios.

Primero abordó la reorganización de los metros cuadrados, excesivamente compartimentados, como era «típico de muchos edificios madrileños de comienzos del s. XX», dice la decoradora. Y añade la dueña: «Queríamos que las zonas comunes se situaran en el ala orientada al norte, porque tiene una luz muy bonita y uniforme todo el día, y que los cuartos miraran al sur para recibir los primeros rayos del sol cuando te despiertas».

El siguiente capítulo de la reforma fue retirar de paredes y suelos revestimientos obsoletos y, sobre todo, recuperar todos los elementos arquitectónicos y decorativos que restablecieran «el espíritu y la gracia de la época en que fue construido el edificio», indica Casilda. De ahí que se mimaran detalles originales como puertas de cuarterones, contraventanas, tiradores de porcelana... a los que se han unido caprichos vintage, como la bañera de hierro fundido y otros toques muy chic.

IDEAS DE LA DECORADORA: Casilda de Juan (Tel.: 654 901 779)

- Respetar la estructura de la casa. Es de madera y se ha mantenido en todas las estancias. El resultado ha sido fantástico y rinde homenaje a la época del edificio. Para ello, fue preciso sanear y aplicar tratamientos antixilófagos a las vigas, pilares, cercos...

- Suelo recuperado. Al tirar tabiques y eliminar la moqueta existente, reapareció el pavimento original de baldosas de pizarra y mármol. El paso siguiente fue restaurarlo con sentido y unir con éxito los diseños de las distintas habitaciones.



Ver más articulos