desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Mallorca, España

Una masía para descansar

En un campo mallorquín de algarrobos se alza esta vivienda cuyo aspecto centenario es, en realidad, completamente nuevo. La fusión antiguo-moderno se traslada también a los interiores, firmados por la decoradora británica Anja Peter.

Nuevo Estilo 05/06/2018
Imprimir
Pantalla completa



El autor de esta casa mallorquina es un arquitecto especializado en lograr que construcciones nuevas recreen la belleza y solera que dan los siglos. Situada a veinte kilómetros de Palma de Mallorca, la imponente masía tiene menos de una década de existencia, pero Bernardo Oliver Jaume supo darle el aspecto y la esencia de las antiguas viviendas de la isla. Así, las cubiertas a dos aguas son de teja árabe y los muros se cubrieron de piedra en la cara exterior. El grosor de estos –50 centímetros– permitió realizar dinteles abocinados en los huecos de puertas y ventanas siguiendo los cánones tradicionales. Y es que así lo quiso el propietario: arquitectura y materiales locales para una vivienda levantada en una finca con espléndidos ejemplares de algarrobos frente a la sierra de Tramontana.

Si bien no conocía la isla de Mallorca, el dueño de esta possessió se enamoró desde el primer instante del lugar. Y, poco a poco, también de la casa, que inicialmente iba a ser vendida y terminó convirtiéndose en un hogar de vacaciones. La decoradora, Anja Peter –responsable del estudio AP Design Interiors & More–, ayudó y mucho a que el inicial amor se consolidara. Transformó los interiores en espacios cálidos, cómodos y modernos, pero mostrando un respeto absoluto por su carácter rural.

La madera, con todos sus posibles acabados, está presente en techos, muebles, carpinterías... Las vigas a la vista se han pintado de blanco en algunas zonas para dar profundidad y altura, mientras que en otras se dejaron en su color natural en un efectista juego de contrastes. Las distintas superficies son luminosas y despejadas, con pocos muebles y textiles livianos y naturales que crean ambientes ligeros, limpios y llenos de la paz que se respira en este enclave entre el mar y la montaña.

IDEAS DE LA DECORADORA: ANJA PETER (Tel.: 693 705 511. apdesign-interiors.com)
- Paleta de neutros. Con el blanco como enseña, la gama cromática agranda y aligera los espacios e intensifica la luz natural. Solo abandona los colores claros a favor de pinceladas de rojos y azules, evocaciones marineras que recuerdan su privilegiado enclave.
- Fusión de estilos. El rústico más rotundo se alía con el mueble moderno para crear ambientes atemporales, pero ricos en detalles que los personalizan: piezas de look industrial, elementos vintage, cerámica popular o diseño contemporáneo en un todo coherente.



Ver más articulos