desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Un chalé de los años 50 recuperado

Una casa madrileña de los años 50, obsoleta y anticuada, es ahora fresca, actual y acogedora. En una distribución a la última y un interiorismo de potentes detalles radica la diferencia. 

Nuevo Estilo 24/02/2015
Imprimir
Pantalla completa



Hace cuatro años, esta casa tenía muy poco que ver con lo que es hoy. Situada dentro del casco urbano de Madrid, respondía al prototipo de chalé de los 50 con un pequeño jardín, se utilizaba como oficina y estaba compartimentada en pequeños despachos sin apenas luz. Buscando aprovechar al máximo el espacio y adecuarse a las necesidades de una familia, el interiorista Jorge Varela planteó una reforma en sus cuatro plantas que transformó completamente el interior para conseguir habitaciones amplias y diáfanas, sin apenas modificar el aspecto exterior.

La reforma consistió en eliminar todos los tabiques, construir una nueva escalera –donde se aprecia la unión de los volúmenes de los distintos pisos– y habilitar un dormitorio en la buhardilla. Una pintura plástica en blanco roto unifica las paredes, mientras que los pavimentos diferencian los usos: baldosas hidráulicas en el comedor y la cocina, y un singular parqué en el resto. La iluminación se resuelve con varias soluciones –focos halógenos, neones...–, pero siempre es indirecta y con interruptores regulables, que, junto a los tonos naturales predominantes, llena la atmósfera de calidez.



Ver más articulos