desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un chalé con ambientes contemporáneos y rebosantes de luz

Espacios fluidos y paredes traslúcidas. Este chalé, obra de Alejandra Pombo, hace apología de la claridad que entra a raudales por sus cuatro costados.

Míriam Alcaire. Fotos: Patricia Gallego 22/01/2019
Imprimir
Pantalla completa



La luz natural atraviesa de punta a punta este adosado con jardín situado en la zona de Conde de Orgaz, en Madrid, y un aire fresquísimo y etéreo lo inunda gracias a la reforma integral proyectada por Alejandra Pombo. La interiorista también recibió el encargo de reorganizar el espacio y decorar la casa para procurar un hogar moderno, a la medida de sus propietarios, donde reinara la claridad. «La vivienda era un poco oscura y con techos no muy altos, pero enseguida vimos que tenía grandes posibilidades. Lo importante era abrir huecos al exterior y dar ligereza a la escalera para comunicar visualmente ambas fachadas. Además de modificar la distribución, algo que siempre resulta crucial porque determina cómo se van a vivir los espacios. A partir de esto, todo lo demás toma forma», nos explica Alejandra Pombo. Con ese criterio se diseñó una planta diáfana prescindiendo de tabiques y sustituyéndolos por particiones y elementos de vidrio transparente –mamparas, cerramientos, lucernarios– que convierten la caja en una gran pecera.

El nexo dentro-fuera queda reafirmado con la utilización de materiales naturales de gran nobleza y calidad. La madera viste suelos y paredes –como el frente de roble del dormitorio principal– y también los muebles principales. La piedra crea maravillosas encimeras y lavabos, y se ha empleado en el revestimiento del cubo central frente a la escalera.

Por su parte, el hierro luce en forma de escultura sobre la chimenea y configura las hornacinas de la librería del salón. Las texturas de estos elementos esenciales se ven potenciadas con la paleta de colores neutros escogida y con las vigorosas pinceladas aportadas por los textiles: el mostaza y el verde presentes en almohadones y plaids, el azulón de las sillas, el rosa que lucen butacas y pufs, los dibujos geométricos de ciertos tapizados y alfombras...Este continuo juego de sensaciones mantiene como fin último aunar el orden estético y la función específica de cada estancia. Una simbiosis que reafirma los tres conceptos que definen con exactitud el resultado del proyecto: extra de luminosidad, energía y mucho movimiento.

IDEAS DEL PROYECTO: Alejandra Pombo  alejandrapombo.com

Muebles con sello propio. El equipamiento de la casa se ha hecho a medida, con piezas y complementos ideados por el estudio de interiorismo. En ellos priman la calidad de los materiales y un diseño único y singular.

Textiles y tapizados. Sofás, butacas, sillas y cojines se confeccionaron con telas de Pedro Ros: terciopelos, antelinas, linos... Las texturas buscan la caricia para contrarrestar una arquitectura de líneas rectas. 

Realización: Beatriz Aparicio.



Ver más articulos