desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Cádiz, España

Un refugio... A la luz del sur

En Cádiz, junto a un impresionante alcornocal costero, la casa de vacaciones de la interiorista Belén Domecq es el refugio soñado: una sencilla y cómoda construcción, a un paso de la playa, abrazada por un mimado jardín con aroma a azahar.

Realización: Amaya de Toledo. Texto: Miriam Alcaire Fotos: María Primo de Rivera 08/06/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Esta casa es un edificio de los años 70 firmado por el arquitecto Felipe Medina Benjumea. De cubierta plana y adaptada a la inclinación natural de la parcela, asienta sus bases en la tradición constructiva de la zona: piedra arenisca y muros encalados, suelos de barro y carpintería exterior de madera. Materiales humildes que responden a la esencia de un proyecto cuyas señas identitarias son la falta de ostentación y la rotunda simplicidad de líneas. Su propietaria es la interiorista Belén Domecq, del estudio Cosmic, dueña también de una exquisita tienda online de la que proceden muchos de los muebles y piezas decorativas que equipan el interior, netamente funcional y flexible. Su estilo no responde a un modelo, ella lo define con humor como «un gazpacho en el que he juntado elementos de todos mis trabajos».

El salón es el corazón de la vivienda. Se abre a los parajes de Guadalquitón –un rincón privilegiado del Parque Natural de Los Alcornocales– mediante amplios cerramientos que permiten prolongar las vistas y protegerse de la solana por los voladizos de la cubierta conformando terrazas. Además, un cuidado jardín envuelve y llena de frescor y maravillosos olores la casa. Está dividido en dos áreas: la delantera, con plantas tropicales de sombra –helechos, kentias, costilla de Adán, Philodendro Xanadú, Sterlitzias gigantes– y la trasera, poblada por variedades nativas como los palmitos, arbustos de flor y árboles mediterráneos: limoneros, naranjos... La naturaleza domesticada dentro de un bosque autóctono: todo un lujo para los sentidos que se disfruta con gran sosiego.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos