NuevoEstilo

Barcelona

Una casa llena de sabor

Vivienda, taller de cocina y espacio para cenas privadas, esta casa en la parte alta de Barcelona, está cien por cien pensada para disfrutar del sentido del gusto y de la vista. Su decoración ecléctica y sofisticada lo garantiza.

Nuevo Estilo 05/05/2014
Imprimir
Enviar
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Sabor, sabor. Si de algo saben en esta casa es de sabores. Cada rincón tiene su punto justo de sazón, de buena mezcla, como en las recetas que la propietaria –alma máter de Matildas & Cook– prepara cada día para los talleres de cocina y las cenas privadas que aquí organiza.

Lo primero, a la hora de adaptar la vivienda a su nuevo uso como centro de trabajo gastro, fue dar forma a una cocina apropiada. Para ello se anexionó el porche del patio trasero, antes utilizado como chill out. Ahora, tras la reforma, se ha convertido en un punto neurálgico y muy atractivo. En ella se ha guisado una declaración de intenciones en cuanto a decoración que se extiende al resto de los espacios, un mix de funcionalidad y glamour, con toques vintage y retro que destila carisma.

En cada ambiente la combinación de los ingredientes potencia el resultado final. Las piezas de mobiliario, de muy distintas procedencias, y los recuerdos familiares cobran un gran protagonismo gracias al dominio absoluto del color blanco como telón de fondo. El carácter de las sillas vintage, las alfombras clásicas, las lámparas industriales, el mobiliario oriental, los retratos antiguos, incluso los muebles realizados con materiales de derribo reciclados, sorprenden en un ejercicio de magistral fusión, puesto que parece que fueron creados unos y otros para estar juntos. Además, los detalles con encanto y personales pueblan la librería, las mesas o cómodas, poniendo aún más singularidad a esta deliciosa receta decorativa.

IDEAS DEL PROYECTO

Blanco como telón de fondo. Paredes, techos, molduras, puertas, ventanas... incluso el suelo, que se pintó con un material especial ultrarresistente. Todo en un blanco inmaculado, perfecto para crear unos espacios luminosos, con gran sensación de amplitud.
Materiales, un plus. La mezcla de texturas y acabados en el mobiliario y los textiles enriquece la decoración. El sofá de terciopelo, el puf de pelo o la butaca de cuero ponen calidez, potenciada por los muebles de madera –desde al natural a lacada–y los detalles en dorado.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos