desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una casa decorada por Sabine Marchal

La propietaria es francesa y desde París han llegado muchas de las piezas e ideas de este piso madrileño.
La autora de su reforma y decoración, Sabine Marchal, ha maridado clásico con moderno, comodidad con fantásticos toques très chic.

Nuevo Estilo 20/04/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Esta casa está diseñada para vivirla intensamente. A pesar de su aparente aspecto formal y su corte clásico, se ha planteado en clave de sencillez y de comodidad. Así define la decoradora Sabine Marchal el proyecto de reforma e interiorismo del que es autora. Un trabajo largo y laborioso que exigió un cambio radical. El piso contaba con importantes armas de seducción, una maravillosa luz gracias a su situación en esquina y elementos de estilo antiguo -columnas de fundición, radiadores, molduras y puertas- que se preservaron y embellecieron. Y, lo mejor, su ubicación en pleno corazón de Madrid.

La empresa Giro Arquitectura realizó la reforma bajo las directrices de Sabine Marchal: «Buscamos establecer una mezcla de texturas y estilos que se adecuara a un piso urbano, aunque muy cosy». Al tener mucha luz natural, se optó por colores sencillos, que encuentran un vivificante contraste en intensos focos puntuales. La iluminación indirecta reforzó también la idea de resaltar el contenido, que integra piezas victorianas, recuerdos de viajes, muebles de familia y otros adquiridos en almonedas y anticuarios. «Los textiles de las firmas Jane Churchill, Pierre Frey y Elitis –explica la decoradora–, y la ayuda de Tapicerías Jimmy, pusieron el broche a este ambiente de esencia clásica y espíritu contemporáneo».

IDEAS DE LA INTERIORISTA: SABINE MARCHAL (www.sabine-marchal.com)
- Clasicismo actualizado. Se ha partido de una base muy clásica en la que se han mantenido elementos que la reafirman –molduras, techos ornamentados, columnas–, pero con una puesta al día contemporánea, agradable y cómoda. Un estilo plenamente urbano.
- La sencillez es elegante. Participan de este principio la elección del blanco para las paredes y del color oscuro para los suelos, pintados en tono wengé, que realzan y dan su justo valor a los muebles, piezas de arte y preciados objetos decorativos.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos