NuevoEstilo

Girona

Cálida casa de montaña

Esta es una casa de montaña distinta. Por fuera se parece a las construcciones vecinas, pero el interior tiene una atmósfera radicalmente contemporánea sin perder de vista la calidez country. El proyecto lleva la firma de Alfons Tost.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Enviar
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Los dueños de esta vivienda de fin de semana en Puigcerdà (Girona) buscaban una estética ligera, sencilla  y contemporánea y, sobre todo, que la distribución de los espacios les resultara muy cómoda. Como el proyecto de acabados de la constructora se alejaba bastante de sus expectativas, decidieron encargar la resolución de los interiores a Alfons Tost. El creador, famoso por la pureza y levedad de sus intervenciones, los dotó de un lenguaje propio.

Para ello, empezó por mitigar el peso visual de la madera, protagonista absoluta en las vigas vistas, las carpinterías, la escalera –que sufrió un  profundo rediseño–, los suelos... Al aclarar su color y combinarla con elementos de microcemento, se consiguió una sensación de continuidad que facilitó la introducción de piezas singulares, como el gran sofá del salón o el mueble mural de acero corten. Éste se diseñó con objeto de integrar la chimenea y evitar el típico hogar exento que suele ocupar mucho espacio.

El ejercicio de contención realizado por el interiorista, generoso pero cauto a la hora de dosificar los materiales, ha resultado crucial en la consecución de un look refinado y superelegante que potencia el confort y el desahogo. Dos básicos en una casa, más cuando ésta se dedica
al descanso y al contacto con una naturaleza tan privilegiada como la de la Cerdaña catalana. El mobiliario seleccionado no responde al prototipo
“rústico”. Piezas de grandes del diseño –actuales y de mediados del s. XX– y antiguas con sabor popular dialogan fluídamente bajo la pauta de la armonía cromática.

ALFONS TOST  (Tel.: 932 002 265)
Aligerar la madera. El proyecto de la constructora incluía la madera barnizada con nogalina brillante como protagonista. En cambio, Alfons Tost decidió decaparla, blanquearla y barnizarla en mate a poro abierto. Así ganó en luminosidad y ligereza.
Cocina despejada. El área de trabajo se ha concentrado en una ancha península de madera y acero que acoge la placa y el fregadero. En uno desus frentes, armarios con puertas sin tiradores y en el opuesto, cajones y gavetas.
Escalera mixta. Inicialmente se había proyectado en dos tramos, pero el decorador planteó una solución de semicaracol, con dos tipos de materiales, piedra natural para los tres primeros escalones-repisa —realizados por Avet Blau— y el resto en madera de pino barnizado en mate.
Textiles ultracálidos. Como el fieltro que tapiza la pared principal del dormitorio y los pufs, la felpa oscura empleada para la cortina del baño o la alfombra blanca con pelo largo del salón.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos