desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Unifamiliar rehabilitado en Buenos Aires

Cómo renovar una casa unifamiliar

Los nuevos ventanales de esta casa argentina conectan, sin trabas, con el jardín y el paisaje. Ambos se suman a los interiores con un objetivo común: el logro de la comodidad.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



‘Una casa para vivirla en familia». Así la definen sus dueños, Paula Cahen d’Anver y Federico Álvarez Castillo. Ambos, diseñadores y propietarios de la firma Etiqueta Negra, forman una de las parejas con más influencia en el mundo de la moda en Argentina. A pocos kilómetros de Buenos Aires, la construcción, de los años 70, les cautivó por la intensa relación entre los espacios interiores y exteriores. Hacia la calle, el edificio se presenta con una fachada tradicional, de líneas rectas y aspecto sobrio. Pero en la parte posterior se abre sin reservas al jardín y a la gran extensión verde de un campo de polo compartido con otros vecinos. Tras una cuidada reforma, ganaron en amplitud, en luminosidad y, sobre todo, en la percepción sin obstáculos del entorno: «Sientes la naturaleza plenamente, notas sus cambios desde el salón y eso es muy lindo», nos explica Paula.
Durante la rehabilitación, algunas partes de las fachadas cedieron su lugar al vidrio y así, con los muros-ventana como seña distintiva, el jardín se incorpora a los espacios interiores como elemento principal. Además, se creó uno de los ambientes más valorados por los dueños, el porche, en el que la familia y los amigos pasan largos ratos y que conecta sin transiciones con la piscina.
También dentro se ha cuidado cada detalle. Paula y Federico, como creadores de moda que son, han experimentado con los tonos y las texturas para poner personalidad y articular unos espacios tan cómodos como eclécticos. ¿Los ingredientes elegidos para lograrlo? Tejidos frescos, materiales de calidad, pequeños objetos y detalles que marcan la diferencia, y un gusto por la mezcla que hace convivir piezas de diseño actual y vintage que resaltan en una base inmaculada, salpimentada, eso sí, con puntuales golpes de color intenso.       
IDEAS DEL PROYECTO
Una base cromática muy refrescante. El uso de una paleta de colores sencilla es un recurso sin riesgo, pero, a la vez, difícil de manejar si se desean ambientes con encanto. En esta casa, el resultado ha sido espectacular, con el predominio, sin réplicas, del blanco. Como touch de alegría, se recurrió a los textiles, el arte y los detalles.
Materiales con un plus. La elección de cada revestimiento se ha hecho buscando el punto de equilibrio exacto entre lujo y frescura. Por ejemplo, la tarima de madera oscura se matiza con los paramentos, en riguroso blanco. Y la solemnidad del mármol de Carrara en baños y cocina encuentra la réplica perfecta en las baldosas cerámicas retro que lo acompañan.  



Ver más articulos