NuevoEstilo

Casa reformada

Casa contemporánea por Javier Castilla

Con su genuino manejo de colores, formas y texturas, el interiorista y arquitecto Javier Castilla supo conciliar un elegante proyecto decorativo con la estructura contemporánea de esta casa madrileña.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



El piso recién construido mostraba un aspecto sobrio, impersonal y ausente de ornamentación, pero con una nota de calidez: «La madera era protagonista incluso en algunas paredes, puertas y pilares. Un confort que debía aliarse con la decoración que yo propusiera», nos revela Javier Castilla, a quien los dueños encomendaron el proyecto de decoración. Con su inconfundible sello, marcado por la elegancia del clásico revisado, el interiorista estudió con minuciosidad las bases cromáticas: «Busqué texturas ricas, con cuerpo, como los terciopelos, y en un abanico de tonos neutros que suavizaran las maderas».

Pintura y papeles pintados, muebles tapizados, grandes alfombras artesanales enmarcando ambientes..., cualquier pieza se ha tornado clave a la hora de potenciar la luminosidad de la casa. Sólo algunos almohadones y butacas en azul Prusia, además de la mayoría de las mesas que salpican los ambientes, se animan a quebrantar la unidad cromática. Claro que la sobredosis de elegancia vino a cargo de los sutiles contornos de algunos muebles, diseño del propio Javier Castilla, que se han combinado con otros adquiridos en anticuarios y subastas o que son recuerdos familiares. Un mezcla serena que enriquece y añade emoción a la atmósfera.

El sentido estético y la sensibilidad desplegada incrementan sobremanera la sofisticada personalidad de la vivienda, junto a la colección de pintura y escultura reunida por los propietarios: «El cuadro de Jorge Fin merecía un lugar privilegiado y una escenografía única. Por eso lo enmarcamos con las cortinas de los ventanales y lo dispusimos justo encima del gran sofá Hitchcock», explica el interiorista. Otro escenario importante al trazar el proyecto fue el dormitorio principal, planteado con dos zonas, una de descanso y otra de estar, como si se interpretara la suite de un hotel boutique. El atractivo juego de rombos sobre la pared, el sofá y hasta la alfombra, o las pinceladas en rosa, revelan el mimo exquisito con que se ha trabajado cada espacio, cada rincón de este piso.

IDEAS DEL INTERIORISTA: JAVIER CASTILLA
- Estudio del color. Combina tonalidades neutras, en sintonía con las paredes, para ganar luminosidad. Además, los suelos de madera en acabado cerezo se clarearon con alfombras en un suave tono nude.
- Un clásico revisado. Los muebles de anticuario rejuvenecen junto a otros de contornos depurados y ligeros, diseñados por Javier Castilla. Una mezcla que revaloriza los ambientes junto a las obras de arte contemporáneo.
- Cuidar los detalles. «Pero sin excesos ornamentales, porque cada objeto debe lucir por sí mismo en su espacio, sin competir con el resto». Una fórmula magistral para conceder a los rincones un clima muy personal.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos