desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una casa que encuentra la luz

Una reforma integral concebida para llenar de luz una vivienda oscura. El interiorista Daniel San Martín utilizó el sol como brújula para alcanzar un destino acogedor y muy armonioso.

Realización: V. Eugenia Cienfuegos. Texto: Concha Pizarro. Fotos: Pablo Sarabia 28/03/2019
Imprimir
Pantalla completa



Seis meses de rehabilitación integral –solo quedaron en pie los muros de carga– para dar forma a una corazonada que, al comprobar el resultado final, compensó (mucho) el esfuerzo. «Se trata de un edificio de 1910 que no se había tocado desde hacía cincuenta años, pero su luz era tan bonita que los propietarios quisieron esta casa desde el principio», explica el arquitecto de interiores Daniel San Martín. A esto hay que unir otras variables muy interesantes: ubicación en el centro de Madrid, espléndida fachada protegida, portal y escaleras imponentes, techos altos, amplitud... ¿Quién puede resistirse a tantos encantos?

La reforma se centró en crear ambientes con identidad propia, pero enlazados en un luminoso flow. Toda la zona de día está conectada mediante grandes correderas y puertas de cristal: del hall se pasa a la cocina, comunicada con el salón-comedor, y de aquí se accede al despacho. Por su parte, el dormitorio principal forma una acogedora suite con baño y vestidor. La sensación de continuidad viene reforzada por la arquitectura interior, muy blanca, limpia y sin molduras, y por la repetición de ciertos patrones textiles en ventanas, balcones y tapicerías.

La calidez era la segunda premisa a tener en cuenta y a ella se llegó a través de una iluminación baja o muy dirigida, y al uso de materiales nobles: alfombras de lana, linos, mantas de pelo y algunos revestimientos empapelados. Los objetos de procedencia familiar y las piezas con historia también contribuyeron a singularizar los ambientes. A Daniel San Martín le encanta visitar mercadillos, desembalajes y ferias de antigüedades, y mezclar –con humor y rigor– los hallazgos que encuentra con recuerdos de los propietarios, diseños propios y modelos actuales con visos de convertirse en icónicos, en un armonioso cóctel atemporal. ¡Parece como si estas piezas dispares siempre hubieran estado juntas!

¿Y para la gama cromática? Se decantó por tonos madera, grises, azules, dorados y el siempre infalible black & white. El resultado global es «una vivienda equilibrada que transmite mucha paz y tranquilidad, y de la cual cuesta marcharse», nos resume su autor. Damos fe.

Ideas del proyecto
Daniel San Martín danielsanmartin.net

Por el arte. Los propietarios están empezando su colección y deseaban disfrutar en cualquier lugar de la casa de los grabados de Josef Albers y de los cuadros de Rafael Canales o Salvador Santos.  

Buena colaboración. La aportación del interiorista Alberto Ribera (albertoribera.com) fue una valiosa ayuda. Trabajaron en equipo en la fase inicial de la rehabilitación, consensuando los materiales a emplear y planteando la distribución de la vivienda.



Ver más articulos