desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una casa reformada de forma práctica

La reforma de esta vivienda madrileña ha conseguido nuevas y ampliadas estancias; el interiorismo, ambientes apacibles. En este proyecto, la decoradora María de la Osa desplegó las más efectivas fórmulas de feminidad práctica.

Nuevo Estilo 01/09/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Potenciar la luminosidad natural, lograr una distribución racional del espacio y recrear una decoración confortable y acogedora. Estos tres ases decorativos son las cartas con las que ha jugado la interiorista María de la Osa en la reforma de esta vivienda unifamiliar madrileña.

Situada en una zona residencial, la casa presentaba una organización espacial que no se adecuaba a las necesidades de los actuales propietarios, un matrimonio con tres hijos pequeños. La interiorista planteó un cambio que redefinió y redimensionó buena parte de las estancias. Así, el garaje, situado en el sótano, cambió su uso para convertirse en un cuarto de juegos para los niños y en una gran sala de lavandería. En la planta baja, que presenta un juego de alturas para adaptarse al terreno, la cocina ocupaba un espacio excesivamente grande en el nivel superior, por lo que se le restaron metros para ubicar en ellos el comedor y dejar sólo en la zona inferior el salón, que ganó de esta forma en amplitud.

Otro tanto ocurrió en la primera planta, la de los dormitorios. El principal se agrandó al incorporarle un pequeño cuarto anexo para crear en él un vestidor y despacho. Y su cuarto de baño se amplió también para poder ubicar dos lavabos. La casa contaba con abundante luz natural gracias a los grandes ventanales que dan al jardín y a varios lucernarios en el techo repartidos por las estancias, pero la interiorista reforzó aún más esta luminosidad pintando de blanco las paredes y suelos, éstos con epoxi. Se creó así una inmaculada caja continua que incrementa la sensación de amplitud y en la que sólo la cocina tiene otro tratamiento cromático, con los paramentos en gris oscuro. Quedaba poner el broche con una decoración serena y equilibrada, donde María de la Osa ha formado un interesante dueto con las piezas de estilo clásico de los dueños y un mobiliario actual de líneas suaves.
IDEAS DE LA INTERIORISTA: MARÍA DE LA OSA (Tel.: 609 212 238)

- Diseños a la carta. Para sacar un mayor rendimiento al espacio, se han ideado varios muebles a medida para los nuevos ambientes surgidos tras la reforma. ¿Un ejemplo? El polivalente módulo que protege el desnivel entre el salón y el comedor, de doble cara, por un lado actúa como librería y, por el otro, se transforma en prácticos armarios bajos para la vajilla.

- Colores muy femeninos. Toda la casa emana serenidad gracias a las tonalidades elegidas: suaves pinceladas de malva, rosa y turquesa, visibles en tapicerías y cojines, que parecen diluirse sobre el blanco fondo de paredes y suelos, pero que adquieren fuerza gracias al contraste con los toques de negro usados en algunos muebles.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos