desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona, España

El alma al desnudo

La reforma de este piso de Barcelona es una refrescante mirada al futuro sin perder de vista las señales del pasado. Paredes de ladrillo visto, bovedillas, carpinterías y piezas con historia se unen bajo la evocadora óptica de la interiorista Marta Castellano-Mas y el estudio de arquitectura Serrat-Tort.

Mª Jesús Revilla 07/05/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Desnudar la vivienda y sacarle toda su fuerza y potencial. Ese fue el objetivo primordial de la interiorista Marta Castellano-Mas al enfrentrarse a la rehabilitación de esta casa, surgida de la unión de dos pisos en un edificio del Eixample barcelonés de finales del s. XIX.

En el proyecto, en colaboración con el estudio de arquitectura Serrat-Tort, se derribaron todas las paredes, menos las estructurales, para poder empezar de cero y atender a los deseos de los nuevos propietarios, que buscaban espacios amplios y abiertos. En las numerosas reformas anteriores se habían perdido elementos originales, pero se trató de conservar lo poco que quedaba: la gran chimenea –un toque de impacto junto al comedor–; el parqué de roble en espiga en el salón, que se levantó, restauró y esmaltó de blanco; algunas molduras y carpinterías... Todos estos detalles de carácter se enriquecen con las paredes, que se dejaron en ladrillo visto, al igual que los techos, de bóveda catalana.

En cuanto a la distribución, se ubicaron en los espacios interiores el lavadero, la despensa y el aseo de cortesía, mientras que en la fachada principal, con menos luz durante el día, se colocaron los dormitorios, reservando para el salón, la cocina y las terrazas la fachada posterior, mucho más luminosa. Esa búsqueda de la luz ha determinado también la gama cromática, marcada por el blanco en suelo, paredes y parte del mobiliario, con toques de contraste en gris antracita y madera natural. Como complemento, la interiorista buscó una decoración de desenfadado aire bohemio. Como ella afirma, no responde a un estilo único: «Valoro la simplicidad de lo nórdico, la fuerza del look industrial, la nostalgia vintage y la naturalidad de lo eco».

Un soberbio mix, en definitiva, que reúne piezas refrescantes y confortables en una propuesta joven, con gran sentido estético y de marcada personalidad.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos