desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Ibiza, España

La paz del campo inunda esta casa payesa de serena estética

En esta centenaria casa payesa, el estudio de interiorismo de Elena y Beatriz Perelli rinde un honesto homenaje al slow living.

Concha Pizarro. Fotos: Patricia Gallego. 26/06/2020
Imprimir
Pantalla completa



Con vistas al mar y en los días claros, incluso a Formentera. ¿Quién puede resistirse a tales encantos? Los actuales propietarios desde luego no, porque se quedaron prendados de la energía que transmitía la vieja construcción, de las paredes de piedra tradicional que aún se conservaban, del emplazamiento... Una deliciosa casa payesa que atesoraba la esencia de las viviendas ibicencas de principios del s.XX.

La reforma planteada por las hermanas Perelli, al frente del estudio de interiorismo Aaprile, ahondó en este carácter insular propio con la piedra como protagonista: se reafirmaron los muros externos e internos –son el principal foco de atención–, se eliminó parte del encalado y se instaló un nuevo suelo de cemento pigmentado con rojo para mimetizarse con la tierra de la isla, trabajos todos realizados por Avante. «Nuestra prioridad fue imitar dentro los tonos y texturas del exterior», asegura Elena Perelli. Los materiales naturales –piedra, yute, madera, ramas de olivo...– han encontrado aquí su justo acomodo, junto con el blanco ibicenco que pinta de cal alguna de las paredes interiores.

Lo tradicional es altamente moderno en esta casa de campo que conservó la distribución existente, manteniendo los espacios irregulares a los que los dueños dan uso según las necesidades del momento –incluso ciertos huecos de puertas y ventanas permanecen intactos, algunos con la altura original de 1,78 cm–. A cambio, se abrieron grandes vanos con correderas metálicas que permiten ese ansiado in & out. También de modernidad habla el tratamiento de los falsos techos, que no tocan las paredes y se rematan con una perfilería que da la sensación de flotar, o la iluminación de suelo a techo que recorre toda la vivienda y pone en valor el alma de la edificación: la piedra desnuda. Todo ello, unido a una sabia elección de muebles contemporáneos, antigüedades, piezas artesanas y madera en bruto, da como resultado una estética limpia, confortable y fácil de vivir.

IDEAS DEL PROYECTO: Elena y Beatriz Perelli www.aaprile.com

Carta de presentación. Esta casa es el resumen perfecto del amor de Las Perelli (como se las conoce cariñosamente) por el trabajo artesanal, el saber de los oficios y el respeto por la tradición conjugado con la modernidad.

Salón con truco. La zona de estar se abre al patio con dos enormes cristaleras que crean la mágica sensación de estar en un porche.

Realización: Beatriz Aparicio.



Ver más articulos