desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Andorra

Una casa de montaña, de diseño moderno y sostenible, integrada en el entorno

Situada en una zona privilegiada de los Pirineos, Casa NAAN revoluciona los estándares constructivos de la zona. En el proyecto, del arquitecto Enric Dilmé, se han utilizado revestimientos de Neolith, en una apuesta poco común y vanguardista, pero perfectamente integrada en el entorno.

Texto: Míriam Alcaire. Fotos: Neolith 25/09/2019
Imprimir
Pantalla completa



La construcción de esta vivienda, a 1.200 m de altitud, en pleno pirineo andorrano, ha sido un reto, una nueva visión sobre arquitectura residencial integrada en la montaña. El arquitecto, Enric Dilmé, y los dueños de la casa quisieron distanciarse del aspecto rústico de las tradicionales edificaciones de la zona y arriesgar con un diseño moderno, de líneas rectas y puras, y amplios espacios totalmente accesibles e intuitivos. Para conseguir este efecto, la piedra sinterizada Neolith resultaba perfecta por su capacidad de adaptación al proyecto y su polivalencia, ya que permite el uso en interior y exterior. Es, además, un material sostenible y duradero. «Se utilizó en fachadas, suelos y paredes. Y con ella se han diseñado también muebles como la mesa de la bodega o la encimera de la cocina», explica Dilmé.

La elección de colores puros fue determinante a la hora de alcanzar el aspecto minimalista deseado. Las tonalidades van del blanco al negro: se ha combinado el hormigón blanco de las cubiertas, voladizos y balcones con Neolith Basalt Black en el volumen principal, así como en suelos, escalera y paredes interiores. El modelo Basalt Grey se empleó en los volúmenes laterales de la vivienda. El objetivo era trasladar idéntico concepto a las diferentes estancias ofreciendo unidad estética y amplitud espacial.

En cuanto al estilo decorativo, la propietaria, Anna Noguera, se ha encargado de crear un contenido a medida del continente. Las generosas superficies se equiparon con muebles de gran formato procedentes de importantes marcas internacionales de diseño. A pesar de las espectaculares dimensiones, los ambientes resultan amables y cálidos, tal como requiere una residencia familiar. Ello se debe en buena medida a la cuidada iluminación, que los envuelve de sutileza e intimidad: las lámparas ponen notas realmente mágicas en algunos rincones.

La integración de este edificio contemporáneo en plena naturaleza ha sido un desafío exitoso. Así lo resume la dueña: «Refleja una modernidad en consonancia con el paisaje de este país. Hemos conseguido que la casa sea parte de la montaña, del entorno verde y de roca de Pirineos».

FICHA TÉCNICA

Situación: Valle del Madriu (Andorra). 
Proyecto de arquitectura: Enric Dilmé.
Superficie construida: 2.000 m2, repartidos en tres volúmenes, y 1.500 m2 de jardín.
Actuación: Construcción de una casa de montaña, de diseño moderno y sostenible, integrada en el entorno. En ella se ha utilizado Neolith como principal material de revestimiento/pavimento y para la fabricación de muebles.



Ver más articulos