desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Una casa moderna en Brasil

Pocos materiales y soluciones sencillas, pero empleadas con generosidad, confieren personalidad a esta vivienda. El arquitecto brasileño Guilherme Torres se ha adaptado a la orograf del terreno para concebir una moderna residencia, alejada de convencionalismos.

Nuevo Estilo 21/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



El imponente juego de volúmenes cúbicos superpuestos llama inmediatamente la atención en esta construcción ubicada en la localidad brasileña de Londrina. Una vivienda, concebida por el estudio del arquitecto Guilherme Torres para una joven pareja, en la que se ha prescindido de espacios y particiones tradicionales.

El proyecto tuvo que ceñirse a los condicionantes del solar, situado en una meseta elevada en el punto más alto del terreno. Se diseñó así un gran muro perimetral enfoscado en blanco que envuelve toda la planta principal y delimita el conjunto, además de aportar privacidad. Sobre él se levanta el piso superior, encerrado en una gran caja de hormigón, revestida en una gran parte con madera de cumarú, que sobrevuela la calle dejando un área en forma trapezoidal y llana donde se ubican el jardín y la piscina.

La idea de romper esquemas se consiguió con éxito ya en el acceso. La puerta principal conduce a los invitados a bordear la piscina para entrar directamente –a través de gigantescas cristaleras pivotantes– a un generoso espacio central diáfano de doble altura desde el que se comunica toda la casa. Este ambiente está monopolizado por el área de estar, que funciona como elemento de enlace entre el interior y el exterior, y sirve de conexión con la cocina y el comedor. Unas escaleras hábilmente ubicadas conducen a la planta superior, donde el dormitorio se separa de la zona central a través de paredes acristaladas y únicamente el cuarto de baño queda resguardado.



Ver más articulos