desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Tributo a la luz

El interiorista Miguel García de Valcárcel ha buscado que la claridad natural sea la estrella de su nuevo piso en el corazón de Madrid. La rehabilitación se enriquece, además, con elementos que realzan su arquitectura clásica. 

Miriam Alcaire 14/06/2016
Imprimir
Pantalla completa



Belleza, equilibrio, sosiego... La claridad envuelve como un halo mágico los distintos espacios de este piso situado en el barrio madrileño de Chamberí. Su propietario, el interiorista Miguel García de Valcárcel, transformó una vivienda desfasada en un santuario luminoso modificando la compartimentación interior, eliminando tabiques y puertas, y dejando que la luz fluyese libremente a través de grandes ventanales desnudos. A su vez, la pintura blanca de techos y paredes multiplica esa sensación por mil. De las cinco habitaciones originales con las que contaba la casa se hicieron dos amplios dormitorios en suite, y se dotó al salón y al comedor de más espacio de uso. El pavimento de piedra caliza de Campaspero proporciona continuidad entre los diferentes ambientes.

Y cuando ya tenía dispuesto ese escenario de claridad, Miguel García de Valcárcel dibujó en él una cuidada decoración clásica, muy fresca y natural. Pocos muebles pero bien escogidos aportan personalidad y ligereza. Unos son diseños del interiorista y otros muchos proceden de la tienda Mestizo, de la que es uno de los socios. En zonas compartidas, como el salón y el comedor, un mix de materiales modernos y arte contemporáneo se integra bien con muebles más tradicionales y antigüedades. Las habitaciones privadas, muy confortables, no sacrifican la elegancia en pro del relax. Los espacios, en definitiva, respiran a placer porque eso es lo que deseaba el decorador: «Una casa abierta, acogedora y cómoda para recibir a los amigos». objetivo cumplido.

IDEAS DE INTERIORISTA:

- Aprovechar el punto fuerte. Esto es: la luz natural. para ello se escogió un color blanco puro y se dio unidad utilizando la misma piedra caliza para el suelo de toda la casa –aquí en un formato grande de 80 x 80 cm– y para las encimeras de la cocina y los baños.

- Estancias abiertas. una distribución racional ha permitido ambientes más diáfanos gracias a la eliminación de habitaciones y al mantenimiento de la gran altura de los techos. las puertas son modelos de cuarterones acristalados recuperados de derribos.



Ver más articulos