desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Mallorca, España

Una casa de campo llena de vitalidad

La reforma de esta centenaria casa mallorquina ha revalorizado su arquitectura de piedra con un plus: la inyección de vitalidad que le da una decoración en tendencia.

Nuevo Estilo 07/07/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Esta fantástica construcción, situada en un recóndito paraje mallorquín y cuyos muros de piedra datan del siglo XVII, cayó un buen día en manos de la inmobiliaria Kühn & Partner, especializada en propiedades de lujo en Baleares. Su estudio de arquitectura fue, además, el encargado de recuperarla a través de una reforma compleja que procuró la conservación de aquellas estructuras originarias con más carácter para adaptarlas a las formas de vida actuales y plantear a partir de ellas la nueva distribución.

Arcos acristalados, piedra de Binissalem y vigas de madera son elementos constantes en toda la casa, junto con la ancha tarima de roble del suelo. Las estancias disfrutan hoy de amplitud, desahogo y, sobre todo, de una radiante luz natural, lograda con los enormes ventanales y la pintura en blanco roto que baña las paredes. En definitiva, la rehabilitación apostó por una arquitectura superdepurada y contemporánea, pero que no ha perdido de vista la tradición propia de una vivienda rural mallorquina.

De las tareas de decoración se encargaron Olga Ferrer e Irene Barceló, del estudio Interior Design by Kühn & Partner. Ellas, por su parte, también establecieron hilos conductores para ofrecer una estética homogénea en todo el conjunto. Así, eligieron la madera de roble para diseñar muchas de las piezas claves, así como dos o tres modelos de lámparas y tapicerías que se repiten en cada estancia. El resultado son espacios ultralimpios que presumen de los lujos más valorados hoy: luminosidad y amplitud desnuda.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos