desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una luminosa y elegante casa que se asoma al madrileño parque del Retiro

Un lenguaje abierto, luminoso y sostenible define esta casa cercana al más preciado espacio verde de Madrid. La arquitecta Lorena del Pozo ha sido el faro guía de su rehabilitación.

Realización: Beatriz Aparicio. Texto: Concha Pizarro. Fotos: Patricia Gallego 22/09/2018
Imprimir
Pantalla completa



Tomarte un café con vistas al parque de El Retiro, el Prado y el Jardín Botánico madrileño es ¡asegurar un buen día! Pero esto no siempre fue así: en algún momento de la azarosa vida de esta casa, sus anteriores propietarios decidieron, por increíble que parezca, cerrar la impresionante terraza. Por fortuna, la arquitecta e interiorista Lorena del Pozo, en colaboración con la constructora JD7 Group, obró el milagro de la luz. «La vivienda –explica– se conectó con el exterior. Recuperamos el perímetro original de la terraza, que había perdido su retranqueo, y retiramos los cuarterones inferiores de carpintería que tapiaban la entrada de luz natural». Para que esta fluyera libre, también se modificó la distribución interior típica de los años 60, muy compartimentada y con un gran distribuidor que separaba la zona noble de la de servicio. 

Los actuales dueños pidieron que se creara un gran espacio diáfano (hall-salón-comedor-cocina), lo que se ha hecho en torno a un cubo central que encierra el aseo de cortesía. Este núcleo a cuatro caras privatiza parcialmente el salón del recibidor, aunque permite, nada más entrar, leer todo el espacio en conjunto y su relación con el exterior. En el amplio distribuidor que antes separaba las dos zonas de la vivienda se ha instalado la cocina, que ahora abraza a ambas áreas, comunicándolas. Otros pequeños recursos que acentúan la sensación de que todo fluye son el suelo continuo de roble macizo y el rodapié retranqueado, que produce un efecto de ingravidez. 

La decoración habla en clave contemporánea con toques sofisticados. Los dueños querían un estilo actual de sello clásico y sin estridencias. Así, este es el reino de los neutros en colores y texturas, salpicados de golpes cromáticos en azules, verdes y mostaza. 

Por otro lado, como en muchos de sus trabajos, Lorena del Pozo ha diseñado una casa sana: los materiales son inocuos, libres de químicos en un 80% y sin fibras sintéticas, y las instalaciones evitan las frecuencias y ondas magnéticas. También la pintura mineral de las paredes, de la marca Keim, y la carpintería exterior, en pino Norte, con herrajes de Olivari, son respetuosas con el medio ambiente. 

IDEAS DEL PROYECTO: LORENA DEL POZO lorenadelpozo.com

Bien resuelto. Para disimular los descuelgues de las vigas del techo, bastante acusados en la zona del salón y el comedor, se redujo su impacto visual con técnicas de iluminación lineales que crean unos efectistas juegos de luz y sombra. 

Un sistema eco. «Aunque poco conocidas en nuestro país, las placas Fermacell con insuflado de fibra de madera, utilizadas en la tabiquería, responden a criterios de sostenibilidad con unas prestaciones muy altas en resistencia y aislamiento». 



Ver más articulos