desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Segovia, España

Una sencilla y evocadora casa en La Granja

La directora creativa de la firma textil Gastón y Daniela, Alejandra Martínez-Barona, disfruta de su idílico refugio familiar: una casita de piedra situada en una antigua huerta del palacio de La Granja, en Segovia. La discreta construcción esconde ambientes con efecto wow!

Realización: Mercedes Ruiz-Mateos. Texto: Míriam Alcaire. Fotos: Pablo Sarabia 14/08/2020
Imprimir
Pantalla completa



Una casa entre bosques de robles y pinares serranos es un privilegio. Así lo siente Alejandra Martínez-Barona. La suya es una construcción sencilla a las afueras de La Granja de San Ildefonso, que por fuera se integra completamente en el entorno y dentro derrocha imaginación y audacia. Su amor por las telas resulta más que evidente tras cruzar el umbral de la vivienda: «En ella siempre encontraréis ricas cortinas en las ventanas, faldas en las mesas, doseles y muchos almohadones», puntualiza. Y es que la directora creativa de la firma textil Gastón y Daniela lleva en las venas la pasión por los tejidos.
 
¿Cuál es el mayor acierto de esta casa?
Las vigas y cerchas bajocubierta, que en origen estaban ocultas por una falsa techumbre de escayola. Desde el exterior, el aspecto es el de una cabaña o un cottage tipo inglés, pero cuando entras, te sorprenden los cuatro metros de altura del techo.

¿Tu rincón preferido?
El comedor. Cuenta con un bow window desde donde podemos contemplar el jardín.

¿Estética o funcionalidad? ¿Prima alguna sobre otra?
Cuando hay niños, la funcionalidad es básica. Pero no por ello vacío las estancias o las simplifico en exceso, quiero que mis hijos valoren la decoración, que aprendan a vivir con piezas que requieren cierto cuidado sin dejar de usar los espacios con libertad. Esta casa está llena de objetos familiares: alfombras, vajillas..., que aunque no tengan gran valor artístico, son importantes para mí.

La decoración tiene mucho movimiento. ¿Cómo lo lograste?
Supongo que mezclando sin miedo, el interiorismo para mí no es matemática.

Los mejores trucos para elegir y combinar telas y papeles.
El papel pintado logra captar la atención y ayuda muchísimo a que desviemos la mirada de los elementos más anodinos de un ambiente. Y al entelar las paredes, la acústica mejora una barbaridad. A mí me encanta combinar patrones distintos: rayas con flores, cuadros con lenguas mallorquinas, ikats, lisos… Lo que procuro siempre es tomar como referencia un color en particular para que se perciba armonía. Además, tengo una manía: los textiles antiguos, compro todo tipo de tejidos, que superpongo en camas, butacas, mesas…

¿Qué música suena en este acogedor refugio? ¿Qué aroma tiene?
El canto de pájaros, cigarras, grillos. Y huele a velas de jazmín de Gastón y Daniela.

Un domingo perfecto... En familia. Si hace bueno, comiendo todos juntos en el jardín. En invierno, alrededor del fuego de la chimenea.



Ver más articulos