desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Sotogrande, España

Esta casa presume de un jardín espectacular

Luz a raudales, materiales con carácter y la magia de un exuberante jardín son los rasgos de esta casa relajada y sensual. Un diseño con emoción, proyectado por la interiorista Soledad Suárez de Lezo.

Texto: Mónica Corredera. Fotos: Manolo Yllera 23/05/2019
Imprimir
Pantalla completa



Todos los rincones de esta casa tan especial, situada cerca del mar, en el sur de España, transmiten una poderosa sensación de frescura y espontaneidad, como si los astros se hubieran alineado para conformar ambientes maravillosos, donde nada falta ni sobra. Sin embargo, ni el azar ni la improvisación tienen cabida aquí, todo fue planificado al detalle para lograr una residencia abierta y cómoda, que invitase al descanso. Su artífice, la interiorista Soledad Suárez de Lezo, la planteó desde cero junto con el arquitecto Miguel Mier, tomando como punto de partida el extenso jardín donde se ubica.

Es en esta maravillosa pradera poblada de vegetación tropical, obra del paisajista Jesús Ibáñez, donde surge el concepto de edificio que se materializó después: de una sola planta, con esquema en U y dos torres simétricas a ambos lados del pabellón central en las que se ubican los dormitorios. Las estancias se conectan entre sí y se relacionan también de una forma directa con el exterior. El centro de la vivienda es un espacio polivalente, un salón diáfano con altos techos y cubierta de madera a dos aguas. Aquí, un gran sofá con forma de herradura domina la zona de estar y una mesa singular diseñada por el estudio de la decoradora destaca en el área de comedor. Con solo abrir las cristaleras que lo unen al jardín por sus dos lados, el salón se convierte en un agradable porche. Tanto allí como en el resto de la casa se cuidó con mimo la elección de los materiales. Soledad Suárez de Lezo se dedicó a buscar de forma incansable hasta hallar los más adecuados para cada espacio. La belleza de la tarima de roble, el toque vintage de los hidráulicos, la elegancia del mármol, la naturalidad de las telas… Materias y texturas hablan por sí solas.

En cuanto a los muebles, ninguno es accesorio. Cada pieza fue escogida o diseñada para crear emoción. En los dormitorios se respira la misma atmósfera natural y mágica que en el resto de la casa: son amplios, inundados de luz, abiertos al jardín y muy cómodos gracias a sus armarios y vestidores, y al cuarto de baño anexo. El resultado compone una casa perfecta para el disfrute, capaz de enamorar al visitante y trasladarlo a un universo de sensaciones absolutamente placenteras.

IDEAS DEL PROYECTO: Soledad Suárez de Lezo soledadsuarezdelezo.com

Jungle style. Se inicia en el propio jardín, donde la vegetación pone el contrapunto al esquema decorativo, ordenado y simétrico. También queda patente en los materiales y elementos arquitectónicos: carpinterías de iroco y cubiertas de madera.

Iluminación indirecta. Aporta calidez a los espacios. Se complementó con puntos de luz que ponen el acento sobre ciertos muebles y obras de arte.



Ver más articulos