desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

El interiorista Nacho de la Vega nos abre las puertas de su casa

Nacho de la Vega, nombre de referencia en el mundo de las telas y el papel pintado, nos abre las puertas de su hogar, un buen escaparate del saboir faire de su estudio de interiorismo.

Texto: Míriam Alcaire. Fotos: Pablo Sarabia 18/05/2019
Imprimir
Pantalla completa



Detrás de la marca Nacho de la Vega encontramos no uno, sino dos nombres: el del propio Nacho de la Vega y el de su mujer y socia, Chon Orts. Avalados por su larga experiencia en el sector de los tejidos y el papel pintado, capitanean desde hace años un showroom en Madrid que reúne prestigiosas marcas nacionales e internacionales, además de diseños de su firma. Sin embargo, menos conocida resulta otra de sus vertientes empresariales, a pesar de que cuenta con la misma veteranía: los proyectos de interiorismo. En esta faceta han decidido ahora volcar su esfuerzo, y para ello han formado un equipo técnico que incluye a José Chaparro en la realización de carpintería de obra y Camilo del Riego en la iluminación. Y para mostrar el sólido background del estudio, nada como su casa, sin duda, el mejor ejemplo de cuál es la filosofía de trabajo y las coordenadas estilísticas de Nacho de la Vega.

Situada en el norte de la capital, se trata de un chalé adosado con un pequeño jardín. La vivienda fue reformada, ya que tenía dos carencias importantes: la falta de luz y los techos bajos. «Para solucionar ambos problemas, se colocaron grandes ventanales en el acceso al jardín, los cuales, con su apertura total, integran el exterior en los interiores.Además, se abrieron huecos a modo de lucernarios, que dejan pasar la iluminación natural. Por último, el techo del salón se lacó en blanco para aumentar la sensación de altura», explica el interiorista.

La gama cromática también está pensada con la idea de potenciar la claridad, de ahí que se haya usado una paleta básicamente de neutros: blanco, arena, tostados, gris y negro. La viveza la ponen los repentinos estallidos de color aportados por las obras de arte y los complementos. También los destellos dorados del latón, material muy presente, añaden preciosos matices a una decoración refinada y moderna. Y en el corazón mismo de la casa, el jardín brota como un oasis verde tapizado de trepadoras y palmeras. Es el refrescante broche de oro de unos interiores que destilan elegancia y sofisticación.

IDEAS DEL INTERIORISTA: Nacho de la Vega nachodelavega.es

Textiles de lujo. Tapicerías exquisitas, texturas deliciosas y elegantes estampados singularizan muebles y paredes. Un despliegue de refinamiento viste los ambientes.

Fórmulas efectivas. Los elementos arquitectónicos y ornamentales ayudan a jugar con el espacio y la luz natural: espejos que replican el jardín en el interior de las estancias o ensanchan visualmente los pasillos, techos en alto brillo que elevan su altura, claraboyas que dejan vía libre a la claridad...

Realización: Mercedes Díaz de Rábago. 



Ver más articulos