desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

La casa del interiorista Luis Puerta

Tras la impecable reforma ideada por Luis Puerta, esta vivienda madrileña renace elegante y sencilla. Muebles clásicos y arte actual –en su mayoría de la galería Ponce+Robles– se alían para alcanzar un interiorismo que adora el espacio y la armonía ultradepurada.

Nuevo Estilo 23/01/2014
Imprimir
Pantalla completa



Sobria en las formas, pero con gran riqueza decorativa y artística. En el centro de Madrid descubrimos el proyecto más personal y que mejor responde al estilo de vida del interiorista Luis Puerta: su casa. Ubicada en un edificio del siglo XVIII de tan sólo dos plantas, la vivienda estaba dividida en su origen en dos apartamentos. «Apostar por los espacios generosos, eliminar toda ornamentación o lo que fuera prescindible –como puertas y molduras–, aprovechar la luz natural del patio interior y lograr una comunicación entre los ambientes fueron las premisas con las que proyecté la reforma», nos explica.

Para conseguir este escenario impecable fue necesario plantear una distribución moderna, basada en una total comunicación visual entre los ambientes a través de grandes vanos, excepto en el dormitorio, donde se recuperó una antigua puerta de cuarterones de madera. Así, nos encontramos con un hall que se abre al salón por un lado y a la cocina-comedor con enormes ventanales por el otro. A través de una galería acristalada que bordea el patio llegamos al despacho, al dormitorio y al cuarto de baño. Además de la arquitectura depurada, las paredes blancas pintadas a la cal y la escueta lista de materiales en tonos piedra para los suelos se convirtieron también en perfectos aliados.

En cuanto al interiorismo, esta desnudez estructural y la pureza de los acabados han compuesto el marco perfecto para que las piezas de mobiliario, exquisitamente escogidas por el decorador, y las obras de arte, mayoritariamente procedentes de la galería Ponce+Robles, brillen en todo su esplendor. De esta manera, tanto la ecléctica mezcla de antigüedades como las esculturas, fotografías o pinturas más modernas y en diversos formatos otorgan a esta vivienda el punto de singularidad y carácter que la hace única.




Ver más articulos