desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Ampurdá (Girona)

Una casa con estilo ecléctico: Dos veces bella

Por atractiva y por sencilla. Esta es la historia de una casa de pueblo en el Ampurdán convertida en placentero refugio familiar. Su dueña, la anticuaria Mavi Lizán, ha sabido darle un encanto sin pretensiones, con acabados autóctonos y muebles muy, muy especiales.

Nuevo Estilo 27/07/2016
Imprimir
Pantalla completa



La casa, localizada en un hermoso paraje del Ampurdá, se encontraba en un estado ruinoso cuando Mavi Lizán y su familia dieron con ella. Aún así les convenció. Intuyeron que tenía muchas posibilidades para convertirla en su refugio de vacaciones: «No cambiamos mucho la distribución, ya que merecía la pena conservar los muros del siglo XVIII. Lo que sí hicimos fue tirar los establos, dejando así despejada la parcela de atrás para ganar un jardín y añadir el nuevo salón», nos explica la anticuaria, que estuvo muy pendiente de los trabajos de restauración que se necesitaron.

En el interior cambiaron las vigas que cedieron al paso del tiempo, aislaron el tejado y abrieron espacios con vanos para atrapar más luz, pero, sobre todo, para ganar en comodidad a la hora de moverse por la casa. Además, instalaron placas solares y sistemas de calefacción y agua caliente de bajo consumo. Y es que los dueños tenían claro que querían una casa sencilla, fácil de vivir y de mantener, y que contara con revestimientos de calidad, que aunaran resistencia y atractivo. Así, los suelos de las zonas comunes son de toba catalana, un material tradicional, muy agradable y sereno a la vista, mientras que en los dormitorios se empleó una tarima de pino natural tratado que da luminosidad y permite andar descalzos cómodamente.

Las nuevas ventanas y puertas de cristal llevan cerramientos de pino melis antiguo, que aísla muy bien y, pintado de negro, añade un toque estético muy actual, además de subrayar el tamaño de las grandes correderas con vistas al jardín. Paredes y techos en blanco mate lograron una caja muy natural y limpia, donde destaca las siluetas de los muebles escogidos. La anticuaria Mavi Lizán ideó una lista de piezas que combina diferentes estilos y épocas bajo la premisa de una maravillosa sencillez. También las tapicerías lisas y en colores crudo contribuyen a esa atmósfera relajada, acogedora y luminosa, tan soñada.

IDEAS DEL PROYECTO: Mavi Lizán (Tel.: 932 171 118. www.mavilizan.com)
- Una carpintería de diez: Se creó una caja atemporal, con materiales prácticos y de calidad. Un gran acierto fueron las carpinterías de las ventanas en pino melis, que soporta bien los climas fríos. Al estar pintadas de negro, se resaltan sus dimensiones y se enmarca el paisaje.
- Cada pieza suma encanto: Dando prioridad a la luz, los espacios despejados y la comodidad, se optó por una lista de muebles escueta pero, eso sí, muy atractiva y afable. El columpio de bambú, las leñeras/consolas del salón, la chimenea antigua... Todo con charme y carácter.



Ver más articulos