NuevoEstilo

Madrid

Una casa fresca y actual

Esta vivienda madrileña reformada desprende verdadera juventud. Su artífice, Belén Ferrándiz, lo ha conseguido partiendo de una luminosa y actual lista de materiales como fondo, con muebles que avivaron el estilo y el glamour en cada rincón.

Nuevo Estilo 17/09/2014
Imprimir
Enviar
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Gran acierto la nueva distribución diáfana y los cambios de materiales y acabados que han aportado a esta casa de las afueras de Madrid una imagen renovada y con un aspecto supernatural, en plena tendencia. Se trata de una reforma muy cuidada hasta en los pequeños detalles, ejecutada por Proyecta Espacios & Construcciones y que coordinó la interiorista Belén Ferrándiz. Ella, junto con los propietarios –un matrimonio con dos niños pequeños que se implicaron con mucha ilusión en la obra de principio a fin–, abordó la idea de diseñar una vivienda enfocada a los fines de semana y los veranos, práctica y muy fácil de vivir: «Ante todo, la idea era crear una casa que respirara frescura y claridad».

Además era importante que las áreas sociales –cocina, salón y comedor– «tuvieran una total comunicación visual para poder controlar a los niños desde cualquier punto y disfrutar de una vida en familia más completa». El diseño de las dos plantas fascina por su luminosidad, gracias a la maravillosa tarima que cubre el solado, la carpintería pintada y las nuevas tonalidades que cubren las paredes. Claro que lo que terminó de personalizar la casa fueron los diseños a medida: muebles de obra muy atemporales que se cubren o rematan, en muchos casos, con viejas maderas recuperadas. El charme que sólo da el material envejecido y su color miel encajaron a la perfección con el escenario blanco y otros muebles vintage.

IDEAS DE LA INTERIORISTA
BELÉN FERRÁNDIZ (www.belenferrandiz.com)

Rejuvenecer la casa. Se hace dejando la planta baja diáfana para unir salón, comedor y cocina: tres áreas bajo la misma línea estética basada en un binomio infalible: la madera clara envejecida y el color blanco.
Una escalera preciosa. Visible también desde el gran espacio. Se demolió la antigua, tradicional y oscura, para sustituirla por una más arquitectónica y de líneas rectas, que se protege con una discreta barandilla de cristal.
Piezas con alma. Sin duda, los muebles –una escueta lista de diseño vintage y muy alegre– han sido los responsables, junto con maxifotografías en blanco y negro, de definir el estilo joven de todos los espacios.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos