desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona, España

Una casa familiar tan abierta como privada

Crear espacios comunes para compartir momentos juntos y que cada uno tenga su refugio privado cuando lo necesite. Este fue el objetivo que Susanna Cots perseguía al reformar este piso de Barcelona. Lo consiguió.

Fran Muñoz IG: franyerga 10/04/2018
Imprimir
Pantalla completa



"Unión versus privacidad". Combinar estas dos realidades es para Susanna Cots la clave de la armonía familiar (sobre todo, cuando de una familia numerosa se trata). Y en este proyecto en Barcelona fue, además, el objetivo que persiguió. En los 120 metros cuadrados de este piso ha creado espacios abiertos para que la familia (con tres niños) disfrute en reunión, y otros rincones en los que poder aislarse cuando prefieran estar solos.

Este concepto se ve claramente en la zona de día, compuesta por la cocina, el comedor, el salón y la oficina. Todos los espacios están abiertos y conectados entre sí, pero gracias a la distribución y a la chimenea central, con tres aperturas, se crea un juego de perspectivas que permite ocultar unos espacios de otros. Por su parte, los dormitorios infantiles comparten un espacio de juegos en común que puede dividirse en dos cuartos independientes con unas puertas correderas de cristal. La suite principal, con baño y vestidor integrados, es el territorio exclusivo de los padres. 

En la decoración predomina el minimalismo y las líneas recta. Susanna ha diseñado muebles a medida, de líneas sencillas y en blanco que unifican los espacios al ser empleados tanto en la cocina como en el salón y que aprovechan cada rincón, ocultando tras sus puertas almacenamiento extra e, incluso, una cama de invitados junto a la oficina. La iluminación también ha sido diseñada al detalle. En la cocina, unas lamas de DM cubren el techo y camuflan varias tiras de luz.

www.susannacots.com



Ver más articulos