desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Málaga, España

Una casa decorada con modernos guiños étnicos

Este proyecto de la interiorista Mireia Pla nos traslada a Málaga, a una vieja casa de campo del valle del Guadalhorce. Completamente renovada, es hoy un plácido y ecléctico refugio de verano que vibra bajo un sutil influjo berberisco.

Realización: Beatriz Aparicio. Texto: Gema Marcos. Fotos: Pablo Sarabia 27/06/2017
Imprimir
Pantalla completa



En la localidad de Alhaurín el Grande se esconde esta atractiva obra de interiorismo que entrecruza con naturalidad la esencia rústica del lugar con un diseño fresco y contemporáneo. «Nos encontramos con una vivienda rural que presentaba una distribución arcaica y poco aprovechada, con ventanas pequeñas y acabados austeros», nos explica la autora de la reforma, Mireia Pla. La idea era convertirla en un refugio de veraneo para una familia de cuatro miembros residente en Londres, que buscaba el sol y la tranquilidad del sur de España.

Atendiendo a sus deseos y necesidades, se planteó una casa abierta, con amplias cristaleras que conectaran interior y exterior, así como con espacios diáfanos que permitieran la comunicación social. Por eso se destinó una gran parte de la primera planta a un espacio común que integra salón, comedor y una llamativa cocina como telón de fondo. Los dormitorios y baños, en cambio, se repartieron por el resto de los pisos y en un edificio independiente, situado al otro lado del jardín.  

El interiorismo está marcado por la riqueza de calidades, materiales y texturas, que se incorporaron tanto a nivel estructural como decorativo. Muchos de estos elementos recuerdan el pasado rural, el caso de los muros vistos de piedra, los muebles de caña y los suelos, realizados íntegramente en cemento pulido, mientras que los asientos y muchas de las lámparas ponen la nota contemporánea. Además, se añadieron notas de color y muebles de corte tribal que, como las esbeltas palmeras del jardín, nos traen el recuerdo de la cercana África.

IDEAS DE LA INTERIORISTA: Mireia Pla (www.mireiaplainteriorista.com)

- Propuestas refrescantes. Son muchos los elementos que actualizan y añaden una ráfaga de frescura. Destacan los nuevos muros de piedra vista, el microcemento que cubre los suelos y las enormes cristaleras que rodean hoy la casa.

- Zona social, protagonista. En el edificio principal se propuso una estancia que facilitara el ocio y la comunicación de la familia. Este espacio, que integra salón, comedor y cocina, se abre por entero a la zona de la piscina gracias a un ventanal de hojas plegables que se recoge totalmente en un lateral.



Ver más articulos