desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Una casa-estudio con mucha personalidad

En casa del herrero... ¡Un buen cuchillo de hierro! La casa-estudio, en Madrid, de la interiorista Alejandra Pombo es su mejor tarjeta de presentación: gustos personales, recuerdos de viajes, vivencias, creaciones propias, direcciones secretas...  

Carmen Gª Tardón 12/05/2015
Imprimir
Pantalla completa



Lo que vemos aquí es una carta de presentación de lujo para un estudio de interiorismo: su propia casa. En esta vivienda de las afueras de Madrid, de reciente construcción, la decoradora Alejandra Pombo ha instalado su cuartel general. Los tres pisos de que consta acogen un salón-comedor que da al jardín, una segunda planta dedicada a despacho y zona de trabajo –en el que también está un almacén de muestras de materiales y telas de donde salen todos sus proyectos–, y un tercer nivel, más privado, con los dormitorios. Toda la casa se unifica con un suelo de tarima de roble talqueada, de Hakwood, y con los tonos neutros de las paredes, que propician una base perfecta para que destaquen los efectistas golpes de color.

El proyecto de decoración habla de un estilo de vida propio. «Las casas tienen que ser un reflejo de quienes somos y evocar un sello personal en cada uno de los espacios. Ese es el criterio. Y aquí está conseguido», nos comenta Alejandra. «Muchas piezas las hemos creado en el estudio. Otras son clásicos del diseño, imprescindibles para mí. También resultan fundamentales los tejidos, únicos para dar personalidad. Y rodearse de obras de tus artistas favoritos», apunta. El exterior, una zona muy importante para la familia, también está cuidadosamente pensado, con un proyecto realizado por El Invernadero con madera y grava en color albero. En él, encontramos un naranjo en parterre, un helecho en maceta de madera, además de bambú, un kumquat y flores de temporada para aportar luminosidad y contraste.



Ver más articulos