desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Una casa con vistas al paraíso

El arquitecto uruguayo Rafael Viñoly cumple su sueño de construir en su país: ACQUA es un complejo de viviendas de lujo en Punta del Este que, con la mirada puesta en el océano, se erige con la voluntad de fundirse con el horizonte. Hemos entrado en una de ellas.

Nuevo Estilo 21/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



Una combinación perfecta de cielo y agua, una excepcional luz y las más increíbles vistas. Estos son sólo algunos de los reclamos de Acqua, un edificio de viviendas proyectado por el afamado arquitecto uruguayo Rafael Viñoly. El creador ha conseguido resumir con esta obra, la primera que realiza en su país natal, el concepto de lujo que define la oferta residencial de Punta del Este, uno de los centros turísticos más exclusivos de Latinoamérica. El trabajo de Viñoly está marcado por una originalidad estructural que queda patente en todo el complejo. Treinta y cuatro viviendas forman la espectacular edificación, en forma de L, situada frente a la inmensidad del océano Atlántico y que disfruta de numerosas terrazas, piscinas privadas y zonas comunes como jardines, spa, beach club o gimnasio.

Acqua se integra perfectamente en el entorno. El conjunto es un sólido espectáculo de ágil movimiento volumétrico, con la fachada revestida de piedra jura y piscinas que se asoman al paisaje. Si bien el edificio es significativamente más grande que la mayoría de los de la zona, sus terrazas se van retrayendo de manera tal que minimizan estética y efectivamente su volumen. Ubicadas en medio de un bosque de pinos centenarios, desde las viviendas se puede disfrutar de unos espectaculares atardeceres sobre el mar. A esta contemplación contribuyen no sólo las terrazas citadas, que rodean todo el perímetro de las casas, sino también el concepto de suma transparencia con el que se han ejecutado las viviendas: las paredes se transforman en grandes ventanales que llegan de suelo a techo e introducen sin trabas en las distintas estancias el espectáculo exterior, sin duda, uno de sus mayores atractivos.

Esta conexión in & out ha marcado de manera fundamental la actuación interior. Por ello, los espacios se suceden abiertos y limpios, recordando que lo maravilloso acontece fuera. Pero la sencillez no es casual. La elección de los materiales, de primerísima calidad, imprime a los ambientes una sensación de frescura inmaculada, potenciada por el uso de colores claros y la utilización de mobiliario y detalles muy escogidos. Además, la introducción de sistemas high tech envuelve a la casa en una sensación de confort extrema, con lo último en climatización, domótica e iluminación. En definitiva, una casa merecedora de estar en el paraíso.



Ver más articulos