desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Mallorca, España

Un antiguo molino de aceite

En la reforma de esta vieja construcción mallorquina se estableció un fluido diálogo con el pasado de la casa. De él hablan los muros y los elementos arquitectónicos que cuentan su historia con nuevas palabras.

Nuevo Estilo 21/10/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Desde 1700, esta casa había pasado por muchos usos. Fonda, bodega, molino de aceite... Y luego, el olvido. Hasta que el arquitecto Durval Dias Junior la encontró, en un estado ruinoso, y decidió convertirla en su refugio. Situada en Algaida, en pleno corazón de Mallorca, esta típica construcción rural fascinó al nuevo propietario por las posibilidades que ofrecía, ya que, según explica, «conservaba en buen estado bastantes elementos antiguos que le daban una clara identidad». Fue el respeto hacia esos elementos, y el deseo de mantenerlos, la línea que definió las obras de rehabilitación. Por ejemplo, sigue muy presente la piedra de marés local –determinados muros, la arquería de los vanos, la escalera original...– y otros materiales se han recuperado para que sigan formando parte de la casa, pero en otros usos. Es el caso de viejas viguetas de madera que ahora dan forma a las puertas interiores.

A la hora de equipar los ambientes, el arquitecto Durval Dias Junior ha buscado una decoración acorde con la elegante austeridad arquitectónica. Escasos elementos ornamentales y espacios despejados rinden un cálido homenaje a las sobrias casas de pueblo mallorquinas.

El mobiliario combina piezas de nueva factura y líneas sencillas con otras vintage de toque industrial, que evidencian el paso del tiempo, siempre con la discreción y la comodidad como nota fundamental. Todo se mueve en una sosegada paleta de tonalidades naturales –blanco, tierras y negro–, materiales esenciales –madera, piedra y hierro– y recursos ancestrales, como el pavimento de hormigón pulido que unifica todos los espacios y, a la vez, oculta el sistema de calefacción por suelo radiante. Un ejemplo más de cómo tradición y modernidad pueden ir de la mano en perfecta armonía.

IDEAS DEL ARQUITECTO: DURVAL DIAS JUNIOR (Tel.: 629 306 788)
- Base ultranatural. Los materiales existentes en la construcción y los añadidos durante la reforma se mueven en un abanico escueto y sencillo, sensible a la naturaleza rural de la vivienda y a su localización en Mallorca.
- Conectada al exterior. La casa se abre al jardín y a su luz a través de grandes vanos acristalados con perfilerías de hierro forjado, realizadas artesanalmente en Barceló & Mulet, y completadas por contraventanas de teca.
- Guiños al pasado. Los elementos arquitectónicos básicos se han respetado y restaurado, pero en cambio se varió la distribución original adaptándola a una concepción más diáfana y ágil del espacio.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos