desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Luminosa casa en Madrid por Pablo Carvajal

En un depurado marco arquitectónico, el estudio de interiorismo Melián Randolph ha desplegado calidez, ingenio, sofisticación y confort a raudales. Y como aliada de excepción, la luz madrileña.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



La finca representaba el sueño de cualquiera: amplia, de topografía equilibrada y con vistas fabulosas. Además, rodeada de campo y a un paso de la ciudad. Los propietarios contactaron con las interioristas Victoria y Sylvia Melián Randolph, y ellas les hablaron del arquitecto Pablo Carvajal, con el que habían trabajado en distintas ocasiones, para que crease el proyecto de arquitectura. Un volumen impoluto de dimensiones perfectas y a varias alturas, que se abre al exterior por grandes y numerosos ventanales.
Como elemento de referencia del edificio se proyectó un idílico patio con alberca, limitado con paneles de madera. Este espacio sustituye al clásico zaguán, concediendo privacidad. Por su parte, el estudio Melián Randolph se ocupó del control de obra, realizando un especial seguimiento en acabados y carpinterías: «En el interior mantuvimos la imagen depurada externa. Si acaso, endulzamos algunos aspectos para aumentar la sensación de confort, como fue el diseño de los ventanales de cuarterones», explican.
Pero fue la decoración la que caldeó realmente las estancias con un estilo que interactúa entre el pasado y el presente para complacer a partes iguales a los propietarios: ella, de gustos más atrevidos y actuales; él, con cierta predilección por el pasado. El resultado son ambientes desahogados donde piezas dispares se complementan con elegancia, al abrigo de tejidos cálidos y luminosos.
IDEAS DE LAS INTERIORISTAS
ESTUDIO MELIÁN RANDOLPH (www.melianrandolph.com)
Ausencia ornamental. Es absoluta en techos y paramentos. Únicamente se abrieron pequeños enfosados que ocultan las barras de las cortinas. Una decisión que refuerza la arquitectura depurada  de la vivienda.
Paredes diferenciadas. Para contrastar y crear focos de atención, una pared del salón se pintó en gris antracita. Y el comedor empapelado rompe con la blancura del resto de la casa. Son detalles que aportan un sello personal.
Alfombras, primordial. Las emplean como ejes articuladores de la distribución. En este caso, han elegido diseños que destacan por sus dimensiones y cuyos tonos han marcado la pauta cromática de las estancias.   



Tags: Casa, Estudios y Madrid.

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos